Cereal House: desayuno ochentero en Moncloa

Quizás algunos de los fans del gran Anthony Hopkins recuerden una película titulada El balneario de Battle Creek, en ella se contaba la historia real del doctor John Harvey Kellog, un defensor acérrimo de la vida naturalista y la comida vegetariana. El tal Kellog desarrolló su labor mediado el S.XIX y al principio del S.XX. Y si su apellido os suena habéis acertado, es el creador de los cereales Kellog junto a su hermano William. Ambos aprovecharon como nadie la corriente vegetariana de la época, investigando nuevas maneras de consumo sana y creando la primera fábrica de copos de maíz, “The Battle Creek Toasted Cornflakes Company” en 1906, que fue conocida más adelante como la “Kellogg Company”. Desde entonces los cereales han sido un elemento diferenciador en el desayuno de los americanos, extendiéndose rápidamente a nivel mundial y convirtiéndose en un elemento nutricional fundamental para los más jóvenes de la casa.

En los años 80 los Kellogg´s llegaban a nuestras casas españolas y conquistaron nuestros estómagos. Los cereales se impusieron en los desayunos de los jóvenes de la época, que además veían como en las cajas aparecían personajes conocidos que hacían incluso más apetecible la primera comida del día. Y cuando parecía que ya se nos había pasado la moda de los cereales llegan los chicos de Cereal House, y nos montan en pleno Moncloa (aunque como franquicia que son podemos encontrarlos en otros lugares) una tienda donde podremos elegir entre más de 100 tipos de cereales como bien merece la ocasión. Conviene incluso que te dejes recomendar por los camareros, nadie mejor que ellos para explicarte qué tipo de leche, tamaño de bol y topping que añadir para que la mezcla se ajuste a nuestros particulares gustos. Y es que te quedarás embobado viendo entre tanta oferta cajas de cereales a los protagonistas de Los picapiedra, Star Wars, Cars, etc… Los cereales también tienen gustos cinéfilos.