El teatro negro o teatro de las sombras es una técnica que proviene de Praga que se lleva a cabo sobre un plató o escenario negro, donde un grupo de personas (también vestidas de negro) tienen la finalidad de realizar acciones que confundan y no se aprecien con claridad, dando la sensación de estar presenciando una actuación imposible o estrambótica. Este tipo de teatro requiere una preparación y coordinación muy compleja haciéndolas muy escasas y poco frecuentes.

Como parte de un proyecto académico, tres estudiantes han realizado un cortometraje de 13 minutos adaptando al teatro negro “La broma asesina”, la obra clásica de Alan Moore y Brian Bolland. El resultado no tiene desperdicio: