Cuando Fellini conoció a Stan Lee

Federico Fellini conoció a Stan Lee en Nueva York en los años 60 y ambos mantuvieron una fuerte amistad durante años

La época dorada de Marvel, aquella en la que surgirían míticos personajes que décadas después siguen arrastrando a millones de fans en sus aventuras, fue la de los años 60. Bajo la batuta del inigualable Stan Lee nacieron personajes como Los Cuatro Fantásticos, Hulk o el mismísimo Spiderman. En en este periodo de tiempo tanto alarde de creatividad era imposible de gestionar de cerca, de manera que Stan Lee diseñó un método de trabajo para que su denominado “bullpen”, un equipo creativo sin igual, tuviese cierta libertad creativa y no tanto férreo control como ocurrió en años anteriores. Con apenas unas propuestas argumentales, este bullpen se puso a trabajar en el diseño de personajes e historias que rompieron con las normas establecidas. Pero Stan fue más allá, y apostó por unos personajes con claroscuros, con problemas, con dudas e incertidumbres, en definitiva los humanizó. La familia de Los Cuatro Fantásticos (suyo primer número apareció el 8 de agosto de 1961) consiguió sus poderes de casualidad, en un viaje que algunos no perdonarían jamás al científico Reed Richards. Hulk por su parte era una suerte de Jekyll y Hyde con contradicciones. Y qué decir del trepamuros, un estudiante gafapasta con los problemas adolescentes típicos de la edad pero convertido en superhéroe de la noche a la mañana,  recordad la frase “un gran poder conlleva una gran responsabilidad“. La apuesta de Stan Lee de proponer historias donde los lectores se identificasen fue todo un acierto, cuya consecución fue la venta de millones de cómics y el nacimiento de nuevas sagas que todavía hoy perduran.

Fellini conoció a Stan Lee en los años 60

Federico Fellini en 1965

La fama de la editorial Marvel fue tal que quienes trabajaban en la compañía no eran conscientes de su influencia más allá de los jóvenes lectores. Esto ha dado lugar a multitud de sorpresas que han mitificado, aún más, la llamada Casa de las Ideas. Sin duda, una de las más curiosas es el interés del mítico cineasta Federico Fellini por los cómics de Marvel, el ya fanático de los cómics que, en su infancia en Italia, sentía especialmente predilección por los personajes de Hulk y Spiderman. Fellini es considerado unos de los cineastas más importantes de la historia del cine y, en los años 60, mientras Stan Lee cambiaba para siempre la industria del cómic, el director italiano causaba admiración con películas como La Dolce Vita o 8 1/2.  Cada uno en su ámbito fue rompedor en ideas y creaciones. En una de sus visitas a Nueva York, Fellini cayó enfermo y para poder pasar el tiempo mientras se recuperaba recibió varios cómics de Marvel que disfrutó como un niño. Tanto es así que pidió conocer a Stan Lee y entre ellos se forjó una amistad que les llevó a visitarse en sus casas particulares e incluso a ir a espectáculos de Brodway juntos. La amistad fraguada entre estos creadores es quizás una de las más curiosas y, sin duda, sus conversaciones serían muy interesantes para los que, como nosotros, somos aficionados al cine y a los cómics.