Hay países con estado, hay países sin estado y hay países con estafa. Estos últimos son la mayoría. Países en los que parece que hay estado, pero es un estado a medias… Un estado donde las multinacionales campan a sus anchas, hacen negocio y dejan un reguero de pobreza y endeudamiento brutal. Todo ello, con el permiso de una ristra de políticos y administradores indígenas que permiten la fuga de riquezas y se “medioenriquecen” también. A los estafadores profesionales y globalizados lo que más les gusta es este tipo de estados flojos, difuminados y famélicos… Estados de mentira donde lo más depreciado es la vida y la dignidad humana, y lo más valorado, las materias primas y las fuentes energéticas. La crisis ha servido para limpiar competidores en desarrollo y consolidar beneficios planetarios. La crisis es útil para el sistema. Así sea..Número 12 ya online, como cada miércoles… [Clic en la imagen y disfrutar]

estafador-12