Portada Wonder Woman 01 - ECCHoy toca repasar una de las mejores series que nos ha dejado el NuDC: una Wonder Woman pletórica cuyo reboot ha sorprendido a propios y a extraños. Brian Azzarello es un guionista que no necesita presentación alguna (al menos, claro, que hayas vivido en un búnker subterráneo los últimos años), cuya personalidad para afrontar nuevos proyectos es de sobra conocida. Todo ello se traduce en una saga donde se nota en cada una de las páginas ese buen hacer del guionista americano al aunar acción, drama y modernización de la cultura griega, donde seremos testigos de una caracterización de mitos inédita hasta ahora en el noveno arte.

Los diálogos de Azarello parecen salidos de una tragedia griega, otorgando ese puntito de transfondo adulto e intelectual que una serie de estas características pide a gritos (detenerse en cualquiera de las traiciones o juegos crueles de algunos de estos personajes reafirma mi idea expuesta anteriormente).

Una de las ventajas de leer del tirón estos nueve tomos de los que consta la serie es comprobar cómo evolucionan los personajes (cada uno de ellos con sus propias motivaciones, dejando claro así que ni los buenos son tan buenos ni los malos son tan malos). Esto deriva en una excelente radiografía de personalidades contrapuestas que se rigen sobre todo por la naturaleza intrínseca de cada uno de ellos y sus consabidas luchas internas.

En el apartado gráfico tenemos a Cliff Chiang (autor además de las magníficas portadas), el cual demuestra ser un excelente compañero de Brian Azzarello. Este dibujante posee una narrativa muy limpia y eficaz que junto a un impecable diseño de los distintos personajes que van apareciendo por aquí (sus caracterizaciones de los dioses son para enmarcar), se erige con méritos propios como uno de mis artistas preferidos de los últimos años.

Y así llegamos al capítulo final: uno no exento de cierta polémica que ha hecho que algunos fans de la amazona se tirarán de los pelos; En defensa de Azzarello decir que si un creador quiere dejar su impronta perdurable en este medio no le queda más remedio que arriesgarse para así revolucionar las pautas establecidas (sino que se lo digan a Alan Moore o a Frank Miller).

En definitiva: esta nueva reinvención de Wonder Woman es una serie fresca e innovadora que contiene los suficientes elementos tradicionales y modernos como para tenerla en cuenta como entidad propia.

[AMAZONPRODUCTS region=”es” asin=”8415520980″]

Autor: Francisco José Arcos Serrano