The Victories: Marcado, de Michael Avon Oeming

Portada Victories: marcadoNunca es tarde si la lectura es buena, y aquí tenemos un ejemplo de ello con la miniserie «The Victories: Marcado» («Touched #1-5» en el original USA) que ha publicado Aleta Ediciones en España.

En una ciudad corrompida por los jueces y la Policía, los únicos héroes que intentan defender a sus habitantes son The Victories, un grupo formado por Fausto, Sai, Durmiente, D.D. Mau, Lady Dragon y Metatron. Otro personaje que persigue el mismo fin pero con métodos más expeditivos es el Chacal cuando asesina al juez Peroni, pero Fausto lo pone en su lugar enviándolo a la prisión federal. Peroni tenía contactos que ayudaron a que la droga llamada «flote» se expandiera entre los jóvenes, una droga que te hace literalmente flotar, pero con terribles efectos secundarios. Por otra parte, Fausto es un tipo atormentado que se da a la bebida por hechos que sucedieron en su pasado, relacionados con su estancia en la academia de artes marciales «La Marca» cuando era un niño, por lo que padece ataques de ansiedad. Un tipo llamado Enlace tiene conocimiento de estos hechos al leer la mente de Fausto, acabando en la prisión donde conoce a Chacal y le cuenta lo que sabe pidiéndole protección en la cárcel. Los compañeros de Fausto en The Victories sospechan algo al ver su actitud huidiza y los problemas con la bebida, por lo que deciden ayudarle aunque Chacal tiene otros planes para vengarse de Fausto.

Michael Avon Oeming es conocido por ser el co-autor de «Powers» junto a Brian Michael Bendis, donde ha adquirido en aquella serie el rodaje necesario para lanzarse en solitario a escribir y dibujar esta «The Victories», en la que el personaje principal, Fausto, sufre problemas de alcoholismo y ataques de pánico, algo que Oeming conoce de primera mano por haber padecido estos problemas. Un tebeo de superhéroes para adultos, donde en un principio te descoloca por no saber de qué se trata el problema que afecta a Fausto, hasta que pasando de la mitad del volúmen encontramos la explicación, cuando todo toma forma. El dibujo de Oeming, de trazos angulosos, con un estilo similar al de Victor Santos (con el que trabaja en «Los Ratones Templarios») juega mucho con las sombras, gracias en parte al color de Nick Filardi que le da un tono oscuro a la ciudad. Un tebeo diferente si estás cansado de los mismos superhéroes de siempre.

[AMAZONPRODUCTS region=»es» asin=»8415225806″]