Portada The legion 25Ha pasado más de una década desde la última vez leí “The Legion”, y no obstante, me encuentro inmediatamente transportado a galaxias distantes y mundos alienígenas y, sobre todo, a una idea de cómo debería ser el futuro. Al igual que la Federación Unida de Planetas, la propuesta de Gene Roddenberry para “Star Trek”, los creadores de la “Legión de Súper-Héroes” compartían una noción similar, el noble ideal de innumerables civilizaciones extraterrestres forjando una alianza y defendiendo una coexistencia pacífica intergaláctica.

Ese sueño ha estado en riesgo más de una vez. Así, la separación de los Planetas Unidos se convierte en una grave amenaza en “Después de la oscuridad” (publicado en The Legion # 24, noviembre de 2003). Talok VIII, el planeta de Umbra, se ha aislado del resto del sistema solar. Constantemente envuelto en las sombras, el campo oscuro, la misma fuerza que le otorga a Umbra sus extraordinarios poderes, ha tomado literalmente al planeta entero como rehén. En contra de insuperables obstáculos, Umbra lucha por la libertad de su mundo y recobra su título como campeona de Talok VIII. Steve Lightle es el artista invitado de esta maravillosa aventura auto-conclusiva. Lightle es quizás uno de los artistas más respetados de la Legión, famoso por su etapa en la colección durante los 80s. Con una portada dinámica y muy llamativa, y un arte interior absolutamente asombroso, Lightle demuestra por qué, incluso décadas después, sigue siendo un artista sobresaliente; sus diseños creativos y la arquitectura alienígena de Talok VIII son sólo el preámbulo de un juego de sombras y de un combate cuerpo a cuerpo, retratados con mucha solvencia por este talentoso veterano.

Página The legion 25 - 01Es interesante observar cómo el concepto original de la Legión de Súper-Héroes ha evolucionado a lo largo de las décadas. El debut de los jóvenes héroes del futuro fue en 1958 y, en el 2003, Dan Abnett y Andy Lanning celebran el 45 aniversario de la Legión con un memorable ejemplar de tamaño gigante, en el que modernizan algunos conceptos claves sin dejar de ser fieles a la esencia de los personajes. “Fundaciones” (publicado en The Legion # 25, diciembre de 2003) es el comienzo de una de las sagas más ambiciosas escritas por el dúo creativo británico, y este primer capítulo es un evocador recorrido a través de la historia de los héroes del siglo XXXI. La secuencia inicial recrea la primera aparición de los legionarios (en Adventure Comics # 247). En Smallville, un joven Clark Kent es visitado por 3 adolescentes peculiares que lo llevan al futuro. Esta espléndida escena “retro” es ilustrada por Eric Wight, un artista capaz de combinar la inocencia de tiempos más simples con la expresividad de los cómics clásicos.

Por supuesto, en los 50s, sólo había un futuro posible, pero a medida que la ciencia ficción se hizo más compleja en años subsiguientes, tenía mucho más sentido hablar de múltiples líneas temporales y futuros alternativos, y esa será la premisa inicial de “Fundaciones”. A medida que la historia avanza, vemos a los legionarios dando la bienvenida a los primeros reclutas del Programa Cadetes de la Legión. Una vez más, Abnett y Lanning van audazmente donde ningún otro escritor de la Legión ha ido antes; de hecho, convierten a Mundo Legión en algo mucho más útil que un simple cuartel general, lo convierten en el único lugar en el sistema solar en el que se alienta a todas las especies extraterrestres a coexistir pacíficamente y a aprender unos de otros. El dibujante Chris Batista puso mucho esfuerzo en el diseño de los cadetes, así como en los hábitats que contiene Mundo Legión, y todo ese trabajo extra da óptimos resultados; siempre es gratificante ver una selección tan buena de imágenes.

Página The legion 25 - 02Simultáneamente, Brainiac 5, Kid Quantum, Cosmic Boy, Shikari y Apparition deben rescatar la nave espacial de la presidenta de la Tierra, y a la vez deben prevenir una grieta dimensional que podría afectar al mundo de Braal. En esta ocasión, el artista es Tony Harris, nominado al premio Eisner en varias ocasiones, quien además es el portadista. Los impactantes dibujos de Harris se apoyan en líneas pulidas y una estética muy singular.

Otro momento interesante ocurre entre Ayla Ranzz (Spark) y su hermano, Mekt Ranzz, un villano rehabilitado antes conocido como Lightning Lord. Mekt es un hombre solitario tratando de lidiar con su oscuro pasado, como vimos en la miniserie de Legion Worlds. Aquí el dibujante es el legendario artista Dave Cockrum (famoso por redefinir a los X-Men, a mediados de los 70s), otra figura bien conocida para los fans de la Legión, que contribuyó con los alucinantes rediseños de los uniformes de los legionarios, a principios de los 70s. Cockrum falleció en 2006, así que estas 5 páginas fueron el último trabajo que hizo para DC.

Página The legion 25 - 03Evidentemente, este ejemplar de aniversario es también un punto de convergencia. La historia de la Legión de Super-Héroes es explorada a fondo por Abnett y Lanning, y en el proceso también repasamos sagas más recientes, como Legion Lost. De hecho, tal vez mi secuencia favorita sería el relato profundamente conmovedor sobre el destino final de Element Lad: “Él estaba tan asustado. Tan perdido. Tan… solo […] Él estaba tan desesperado por salvarnos. Debe haber sido una experiencia horrible. La dolorosa soledad. La responsabilidad insoportable […] Sus poderes lo volvieron inmortal en el sentido práctico. Sobrevivió. Ahora más solo que nunca. Transcurrieron miles de años, millones. Él había naufragado en un universo joven donde la vida aún no había aparecido”.

Como he dicho antes, considero a “Legion Lost” como una de las mejores miniseries de superhéroes alguna vez publicadas, y la razón principal sería la forma en la que Abnett y Lanning transforman a Element Lad. Porque, al final, los superpoderes no son nada, lo que hace que estos personajes sean humanos es la interacción con los demás, de la misma forma en la que cada civilización extraterrestre en el universo de la Legión se enriquece por la presencia de otras culturas. Sin la presencia del otro, no podemos definir quiénes somos. Como Element Lad, Jan Arrah había sido el más generoso y el más noble de toda la Legión, pero millones de años de soledad lo convirtieron en un semidiós genocida. Estas páginas de impresionante belleza son obra de Paul Rivoche, un artista muy talentoso que captura perfectamente el espíritu de Jan Arrah, y que nos muestra la evolución del personaje de una página a la siguiente. Rivoche está a cargo de los lápices, las tintas y los colores, y el resultado es absolutamente espectacular. Quedé asombrado cuando vi por primera vez estas páginas, hace más de 10 años, y esa sensación de asombro continúa aumentando, incluso después de tanto tiempo. ¡Larga vida a la Legión!

Crítica The Legion # 1-3, de Abnett, Lanning y Coipel
Crítica The Legion # 4-5, de Abnett, Lanning y Coipel
Crítica The Legion # 6-7-8, de Abnett, Lanning y Coipel
Crítica The Legion # 9-10-11, de Abnett, Lanning y Coipel
Crítica The Legion # 12-13-14, de Abnett, Lanning y Coipel
Crítica The Legion # 15 al 18, de Abnett, Lanning y Coipel
Crítica The Legion # 19 al 23, de Abnett, Lanning y Batista