The Kitchen, el cómic

Portada The Kitchen

Portada The KitchenDesde que salió a la venta esta novedad titulada The Kitchen le tenía yo echado el ojo, ya no solo por lo atrayente de su argumento, sino también por ser uno de los últimos coletazos de la línea Vertigo antes de que eche el cierre. Se trata de una obra publicada por la editorial ECC en un tomo de tapa dura de 176 páginas al precio de 20€, que se antoja un tanto elevado para el número de páginas y las dimensiones del tomo. Al menos la calidad de papel no es tan sumamente malísima con respecto al papelillo de fumar que esta editorial usa en algunas otras muchas de sus publicaciones.

Lo primero de todo comentaré que aunque en un principio no me esperaba gran cosa de este tomo y lo compré incluso con cierta reticencia, he de confesar que se trata de una de esas obras que al final acaban sorprendiéndote muy gratamente (incluso más que algunas novedades que uno espera como agua de mayo). Es por ello que hoy la vamos a recomendar encarecidamente en esta reseña, porque sería una pena que esto pasara desapercibido sin pena ni gloria entre los estantes de novedades de las librerías. Así que sin más dilación vamos a entrar en faena y a comentar por qué este cómic nos ha encandilado.

Argumento

La historia de The Kitchen se ambienta en Hell’s Kitchen, en la década de 1970, donde las mujeres casadas tienen su lugar… y este no está en las calles, recolectando pagos de prestamistas para la mafia irlandesa.Pero cuando sus maridos gánsteres son enviados a la cárcel, Kath, Raven y Angie no ven otra forma de ganarse la vida, y resulta que son muy buenas en ese trabajo. Tan buenas, de hecho, que empiezan a atraer la atención de gente importante. A medida que el trío expande sus operaciones y consolida su control sobre el lado oeste de Manhattan, un encontronazo con los capos mafiosos es inevitable.

Sobre la obra

Página The KitchenEl principal motivo por el cual tenía interés en leer The Kitchen era por el simple hecho de que en breve contará con una adaptación a la gran pantalla (escrita y dirigida por Andrea Berloff) y siempre conviene haber leído la obra original antes de ver su adaptación homónima.

Se trata de un cómic que hará las delicias de todos aquellos amantes del género negro, en esta especie de drama criminal de sabor añejo setentero en el que acompañaremos a sus tres protagonistas en toda esta aventura en la que pasarán de ser unas simples «mujeres florero» dependientes de sus maridos a verse envueltas en un mundo de depravación, corrupción, traiciones, asesinatos y avaricia.

Todo ello gracias a una gran caracterización y evolución de nuestras tres protagonistas a lo largo de la obra, donde sus personalidades irán cambiando desde el principio de sus andanzas en este mundo de corruptelas con respecto al carácter del que harán gala en los compases finales de la obra.

Y es que, tal y como se nos demuestra a lo largo de la historia, se trata de un terreno no apto para los débiles y en el que para triunfar y ascender hace falta desprenderse de cualquier tipo de escrúpulos y de inocencia.

Una obra que demuestra a la perfección la lucha de estas tres mujeres para tratar de destacar en un mundo de hombres con la dificultad añadida de hacerlo concretamente en un terreno donde rige la ley del más fuerte.
Sin embargo, pronto con su ambición (y falta de ética en algunas ocasiones) demostrarán que pueden desenvolverse con total independencia y sin la necesidad de unos maridos que controlen su vida.

Toda este mundo de corrupciones, ambiciones, ansia de poder por encima de la amistad y de la familia, egoísmos y traiciones estará aderezado por algún que otro giro argumental en momentos puntuales de la obra, con los que queda claro que aquí todo está permitido sin ningún tipo de miramiento.

Los autores

En el guión de The Kitchen tendremos a Ollie Masters, un autor al cual no tenía el gusto en conocer y que por lo que he podido indagar ha hecho sus pinitos en Marvel (La extraordinaria Patrulla X) y en DC (Crónicas de la Trinidad).
En cuanto al dibujo corre a cargo de Ming Doyle, con un estilo no demasiado destacable pero cumplidor, una narrativa bastante decente y cuyo arte gana enteros con el magnífico trabajo de la colorista Jordi Bellaire.

Conclusión

En definitiva, The Kitchen es un cómic que me permito el lujo de recomendar a todos nuestros lectores que sean dados al noir en su vertiente más criminal, porque esta obra derrocha ese género a raudales. Sin duda alguna, una de las novedades más destacables de las que han salido este mes y un buen aperitivo de cara a la inminente película, que ya veremos lo fiel que será con respecto a su obra homónima en el noveno arte.

The Kitchen, el cómic