Portada Team ZeroAparte de las guarras mundiales me declaro también gran fan de las Guerras Mundiales (sobre todo de la Segunda). Es por ello que a fecha de hoy tengo una dvdteca la mar de rechulísima con un porrón de títulos bélicos referentes a ese conflicto, los cuales compro a precio de auténtico saldillo cual marujona que se deja los cuartos en las rebajas de El Corte Inglés. Así que siendo tan friki de lo bélico es normal que la portada de este cómic me llamara la atención cuando en su día me topé con él en la tienda .

Corría el año 2007 (muchos de vosotros no habíais ni nacido), y no dudé ni un instante en hacerme con este tomo cuando lo vi allí tan requeteguapo y tan rebonito luciendo de forma sumamente extraordinaria en una de las estanterías. Lo cierto es que no tenía ni zorra idea de su argumento ni sobre lo que iba a tratar, pero su magnífica portada me llamó bastante la atención por el hecho de que me hizo recordar aquella antigua formación de operaciones encubiertas llamada TEAM 7. Y ciertamente mis pesquisas no eran equivocadas, pues Team Zero tiene algo que ver con aquel mítico grupo del famoso sello editorial Wildstorm.

Y es que Team Zero viene a ser una especie de preludio de lo que será ese otro grupete antes mencionado (el Team 7). Que nadie se espere que esto va a ser un cómic de supertipos ni nada por el estilo. Es simplemente una historia bélica de la 2ª Guerra Mundial ambientada en los orígenes del universo Wildstorm y que personalmente creo que gustará a todas las personas aficionadas al cine bélico.

Tal y como he comentado al principio, ya he dicho que me declaro un arduo admirador de las películas de ese género y por eso este cómic me ha resultado bastante entretenido de leer. El argumento nos pone en el pellejo de un grupo de soldados americanos que son enviados a un enclave alemán en una misión cuasi-suicida en la que tendrán que conseguir cierta información muy valiosa para los aliados (por cierto, geniales las presentaciones que se hacen en un par de páginas para darnos a conocer a cada uno de los componentes del grupo).

El caso es que la misión poco a poco se les va de las manos y finalmente tendrán que acabar aliándose con los soldados alemanes a los que previamente habían hecho prisioneros para defenderse de un grupo de avanzadilla ruso. Y muchos os preguntaréis, “pero si los americanos y los rusos eran aliados durante esa guerra, ¿no?”. Pues no os voy a destrozar el argumento ni voy a meter ningún spoiler ni nada. Simplemente indicaré que si por una casualidad os topáis con este tomo en vuestra tienda os recomiendo su lectura, sobre todo a todo aquellos que queráis leer una historia con la única pretensión de contarnos un decente relato bélico repleto de tipos duros a los que no les importa morir siempre y cuando se lleven por delante a todos los que puedan.

[AMAZONPRODUCTS region=”es” asin=”B00FEJV88U”]