Superman: el Hombre de Acero, John Byrne

Portadas Superman de John Byrne (01)Los cómics aparecen en nuestras vidas exactamente en el momento adecuado, cuando más los necesitamos. Me convertí en un lector empedernido gracias a un ejemplar del Superman de Byrne. Había estado leyendo cómics desde hacía mucho tiempo, pero fue gracias a Byrne que de pronto experimenté una sensación de urgencia. Los comics dejaron de ser una simple distracción y se transformaron en una obsesión que sería reforzada en años subsiguientes.

Recuerdo que estaba familiarizado con el Superman Pre-Crisis, y había ojeado algunas historias de fines de los 70s, pero me parecieron muy edulcoradas para mi gusto, demasiado ingenuas y simplonas. Tuve que esperar hasta mediados de los 90s para leer el Superman de Byrne, por primera vez, mucho después de que él abandonara el título e incluso a DC Comics.

Los 80s fueron una década mágica para DC Comics. Alan Moore estaba escribiendo “Swamp Thing” y “Watchmen”, y revolucionando la industria, al mismo tiempo Frank Miller escribía “The Dark Knight Returns” y “Batman: Año Uno”, dos influyentes sagas que todavía son consideradas entre las mejores historias de Batman de todos los tiempos. Después de las “Crisis en Tierras Infinitas”, DC se había embarcado en un proyecto muy interesante: revitalizar sus propiedades, revigorizando a héroes que habían estado languideciendo tanto creativa como económicamente.

El hombre a cargo de la resurrección de la franquicia de Superman fue uno de los creadores más legendarios y respetados de Estados Unidos en aquella época: John ‘Big’ Byrne. El editor Dick Giordano tenía objetivos muy claros: “devolver a Superman a su legítimo lugar en el universo”, lograr que fuese una vez más uno de los héroes más reconocidos del mundo, restablecer a este icónico personaje de modo que siguiese influenciando a generaciones enteras de lectores. Como el propio Byrne explica en el epílogo “DC Comics me ha contratado para guiar la reforma de la Leyenda de Superman […] Para tratar de hacer al Superman de hoy tan emocionante, por derecho propio, como lo fue ese Superman primigenio del ayer […] ¿Y quién sabe , tal vez en treinta años, más o menos, alguien se sentará en un procesador de texto y escribirá acerca de cómo Superman comenzó con una miniserie llamada “El Hombre de Acero”, que fue la introducción a un mundo de asombro y fascinación que duró toda una vida. Y tal vez ese alguien seas tú”. Y es un honor para mí ser el que escribe ahora sobre “Man of Steel”, 30 años después de ser publicado; este es el único Superman que valoro y el único que todavía me recuerda lo emocionantes y sorprendentes que pueden ser los cómics.

Portadas Superman de John Byrne (02)Publicado entre julio y septiembre de 1986, “Man of Steel” fue una miniserie que redefinió a Superman. Fue un proyecto en el que Byrne puso toda su pasión. Un fan del personaje desde la infancia, el autor británico-canadiense escribió e ilustró algunas de las mejores historias de su carrera en las páginas de Superman. Y ese esfuerzo valió la pena: Man of Steel # 1 fue un gran éxito, de hecho, fue el cómic más vendido de 1986, así como uno de los cómics más populares en décadas. La nueva y audaz reinterpretación de Byrne tomó a todos por sorpresa, por ello no es inusual que, incluso hasta el día de hoy, los fans todavía hablen de este cómic. Claro, hubo muchos debates, sobre todo en ese entonces, ya que algunos lectores pensaban que los cambios introducidos por Byrne eran demasiado radicales. Byrne en realidad modernizó el personaje a la vez conservó sus raíces. Eliminó todo el bagaje redundante y superfluo que había estado estorbando al mundo supermaniano durante años. Byrne decidió que Superman sería el único superviviente de Krypton; y no sería un dios, sino un hombre; a pesar de los superpoderes, Byrne encontró la manera de humanizar a Superman, algo que nadie más había conseguido hasta ese momento.

“Desde el alba verde” (Man of Steel # 1), vuelve a contar el origen de Superman. El planeta Krypton es una metáfora de la esterilidad. Y en medio de una sociedad fría y decadente, nace Kal-El, hijo de Jor-El y Lara; él es enviado a la Tierra en una nave espacial, momentos antes de la explosión del planeta y la aniquilación de los kryptonianos. Criado por Jonathan y Martha Kent, una pareja de granjeros de Kansas, el joven Clark Kent pasa su infancia y adolescencia en Smallville, hasta que decide irse del pueblito para viajar por todo el mundo. En su primera aparición “oficial”, Superman no tiene traje de superhéroe, y es Lois Lane, la famosa periodista del Daily Planet, quien le otorga el sobrenombre de “Superman”. Durante 21 páginas, Byrne se centra en el hombre, y recién vemos al superhombre en la última página.

“Nunca debería usar mis habilidades especiales para estar por encima de los demás – para hacer que otras personas se sientan inútiles”, explica Superman. Y esa frase es la esencia del primer superhéroe de Estados Unidos. Byrne da en el clavo, resaltando esta nobleza que otros autores han fracasado en comunicar. Superman es la encarnación de un ideal, y tal vez su mayor fortaleza es su capacidad para no ser corrompido por el poder.

Byrne reconstruye el entorno de Superman desde cero. Y de este modo Lois Lane es la verdadera protagonista de “¡La historia del siglo!” (Man of Steel # 2), una aventura trepidante en la que Lois literalmente acecha a Superman para conseguir una entrevista … en vano, ya que Clark Kent es el que obtiene el artículo decisivo sobre el Hombre de Acero. “Una noche en Gotham City” (Man of Steel # 3) reexamina la relación entre Superman y Batman. Después del “Dark Knight Returns” de Miller era obvio que los días de amistad entre estos dos héroes habían terminado. Y por ello, este primer encuentro es una confrontación abierta, y si no se convierte en una pelea es porque Batman le gana en astucia a Superman. Byrne explora la rivalidad entre dos personajes que son como el día y la noche, cada uno de ellos es un reflejo de sus respectivas ciudades: la luminosa Metrópolis y la oscura Gotham City.

En “Enemigo mío” (Man of Steel # 4) conocemos al nuevo Lex Luthor. Ya no es un científico loco, ahora Luthor es el epítome de la codicia, la ambición y la crueldad. Por supuesto, es un empresario, el segundo o tercer hombre más rico del mundo. Es dueño de Metrópolis, y toda la economía de la ciudad depende de él. Así que la llegada de Superman afecta su ego. Ya no es considerado el hombre más poderoso de la ciudad, así que Luthor intenta sobornar a Superman e insiste en contratarlo como uno de sus empleados, ofreciéndole grandes cantidades de dinero. Superman, claro está, rechaza estas ofertas. Y cuando Luthor se pasa de la raya, Superman lo arresta. Luthor no puede hacer frente a tal humillación, e inmediatamente después de ser rescatado por sus abogados, empieza a planear cómo vencer al Hombre de Acero. Uno de los primeros planes de Luthor es la creación de un clon, tal como vemos en “El espejo se ha quebrado” (Man of Steel # 5). La tecnología de Luthor no es capaz de clonar el cuerpo alienígena de Superman, y el resultado es una versión deforme del héroe: Bizarro.

“La evocación” (Man of Steel # 6) es uno de mis capítulos favoritos. Clark Kent pasa un fin de semana en Smallville y se ve obligado a enfrentarse a su legado extraterrestre; al mismo tiempo, también tiene una reveladora conversación con Lana Lang, su enamorada de secundaria. Una vez más, Byrne hace hincapié en los elementos que nos permiten identificarnos con Superman. El Hombre de Acero lucha con su pasado kryptoniano y su presente humano, con la posibilidad del amor y con sus responsabilidades en relación al mundo.

Portadas Superman de John Byrne (03)Obviamente, podría hablar largo y tendido sobre lo mucho que me encanta esta miniserie, pero entonces este sería un texto interminable. Sin embargo, quiero expresar mi admiración por el arte de Byrne. En los 80s, después de sus aclamadas etapas en X-Men y los Cuatro Fantásticos, Byrne era uno de los creadores más destacados de la industria estadounidense. En “Superman”, Byrne estaba claramente en su mejor momento; años de experiencia convergen en estas páginas, y su talento brilla en cada una de ellas. Así que me ha resultado particularmente difícil elegir qué páginas incluir aquí. Al final me he quedado con la dramática secuencia de Jor-El y Lara al despedirse de su único hijo (los extraordinarios diseños de Byrne permanecen igual de novedosos incluso 3 décadas más tarde); el primer vuelo de Superman usando su traje es también una página notable e inolvidable; Lois Lane hablando con el lector (y con Perry White), mientras que Superman vuela en el fondo es un magnífico ejemplo de la creatividad visual de Byrne (incluso los detalles son reveladores: el aviso de ropa interior de Calvin Klein establece una correlación semántica con los famosos calzoncillos rojos de Superman). Con el fin de retratar a Batman, Byrne eligió diferentes perspectivas y composiciones innovadoras que realmente hacen que sus páginas se destaquen; las expresiones faciales precisas añaden profundidad a la escena de Luthor, mientras que la lucha con Bizarro es sumamente dinámica. Byrne escribió y dibujó a lápiz esta miniserie, Dick Giordano la entintó y Tom Ziuco la coloreó. Juntos nos dieron la versión definitiva del Hombre de Acero.

[AMAZONPRODUCTS region=»es» asin=»841562851X»]
[AMAZONPRODUCTS region=»es» asin=»8415748051″]
[AMAZONPRODUCTS region=»es» asin=»8415748825″]
[AMAZONPRODUCTS region=»es» asin=»841584462X»]
[AMAZONPRODUCTS region=»es» asin=»8415925301″]
[AMAZONPRODUCTS region=»es» asin=»8415990138″]
[AMAZONPRODUCTS region=»es» asin=»8416070458″]
[AMAZONPRODUCTS region=»es» asin=»8416152667″]
[AMAZONPRODUCTS region=»es» asin=»841625558X»]
[AMAZONPRODUCTS region=»es» asin=»8416374856″]