Portada Sueños: Celia - Terry DodsonCoraline sigue intentando desentrañar el misterio que se esconde en la mansión respecto a su “jefe” y a esos extraños sueños que parecen ser muy muy reales, cada vez que tiene uno de esos sueños suele despertar con su ropa destrozada, como si el sueño hubiese sido real. Un día, Coraline acompaña al criado hasta un pueblo cercano para comprar libros nuevos ya que el señorito Vernére ha leído todos los que tiene en su impresionante biblioteca. Al llegar a ésta, Coraline se sorprende al descubrir que el librero se niega a cobrarles los libros, solo quiere que se marchen de allí, cosa que tienen que hacer a toda hostia cuando los habitantes del pueblo se echan encima de ellos gritándoles e insultándoles, pese a las preguntas de Coraline sobre el porqué hacen eso, pero el criado guarda silencio. Ya en la mansión, Vernére vuelve a intentar que Coraline pruebe ese extraño licor que parece provocar sus sueños, por desgracia para él, Coraline vuelve a conseguir engañarle y simula echarse a dormir, eso le sirve para averiguar que tanto el criado como la sirvienta están metidos en el ajo. Cuando Coraline ve a ésta última dirigirse a una extraña cabaña decide seguirla, puede que la solución al misterio se encuentre allí…

La cabaña está protegida por un robot, un invento de Vernére, y para pasar hay que decir en alto una contraseña, la cual no ha conseguido oír muy bien y que la pone en serios apuros. Tras probar varias veces da con la correcta y entra en la cabaña donde para su sorpresa descubrirá a un montón de chicas durmiendo vestidas como si fuesen personajes de cuento, entre esas chicas Coraline descubre a Celia, su hermana, y la verdadera razón de que haya aceptado trabajar allí. Aunque intenta despertarlas no hay manera de lograrlo, la única manera de hacerlo parece ser por medio de los sueños, así que decidida a despertar a su hermana se toma ese licor que Vernére tanto se empeña en darle. Una vez que se encuentra dentro de ese extraño mundo, Coraline hará todo lo posible por despertar a las chicas y averiguar la razón por la que han acabado allí, razón que apunta directamente a Vernére, a esos libros que tanto le gustan y a sus fallecidos padres…

Bueno, pues una vez leída toda la historia al completo tengo que reafirmarme en mi opinión de que prometía mucho y se ha quedado en poco… creo que no hacía falta dos álbumes para explicar el misterio y que, en resumen, la historia es sosa y comparándola con el dibujo se queda casi casi en un suspenso. Filippi estira muy mucho la historia y, curiosamente, se queda bastante corto con las explicaciones. Tras leerla completa se le queda a uno una cara un poco como de gilipollas, pero por fortuna y para no acabar acordándome en algún familiar del guionista tenemos a un Terry Dodson que al igual que en el 1º tomo se sale absolutamente a la hora de dibujar. Consciente de que la historia se acaba, Dodson da un recital de dibujo solo comparable al solo de guitarra de Slash (el de los Guns`n’Roses) en la canción de November Rain, es inevitable el quedarse con la boca abierta viendo el nivel de dibujo que este hombre puede lograr con tiempo y ganas, es maravilloso!. En éste tomo su señora esposa Rachel es quien se encarga del color haciendo un gran trabajo también, en definitivam unos cómics donde su dibujo destaca muy por encima de su (estirada) historia, eso si, ningún fan de Terry Dodson debería perdérselos, para los demás mejor que los lean antes, por si acaso…

Lo mejor: Terry Dodson, pero de lejos!! un puto crack!.
Lo peor: al acabar los cómics uno piensa…ya esta? era ésto?? y eso no suele ser muy buena señal…

Reseña de Sueños 01: Coraline, de Terry Dodson >>

Sueños 02: Celia
Edición original: Songes 2. Célia FRA
Guión: D.P. Filippi
Dibujo: Terry Dodson
Color: Terry Dodson, Rebecca Rendon
Dolmen Editorial (octubre de 2012)
Formato: Libro cartoné, 48 págs. a color
Precio: 15 euros

Algunas fronteras son en ocasiones tan finas, tan frágiles, que se vuelven transparentes. Sueño, realidad, es tan sencillo olvidar el camino entre estos dos mundos. Dejemos pues que la inocencia nos conduzca a países donde debamos abandonar todas las certezas, todas salvo quizás la de perderse en ellas.

Por fin la esperada segunda y última parte de esta obra dibujada por este genial autor que es Terry Dodson.