Portada de Silhouette: Arcángeles OscurosContinúan las aventuras del justiciero conocido como Silhouette, un autentico azote contra las tropas de ocupación nazis en la Francia de la 2ª Guerra Mundial. Las cosas siguen más o menos igual que al terminar el tomo anterior, Silhouette continua acabando con soldados alemanes a la vez que se niega a unirse a la resistencia Francesa, ya que sospecha que alguien de sus filas se dedica a traicionarlos. Mientras acaba con varios soldados nazis en una de sus misiones, Silhouette conocerá a un par de hermanos alemanes con intereses cercanos a los suyos, están en contra de los planes que Hitler tiene respecto a su país Alemania y quieren unir sus fuerzas a las de Silhouette para hacer descarrilar un tren alemán lleno de armas experimentales que pueden hacerle ganar la guerra facilmente. Pese a las dudas iniciales Silhouette acepta y se une a ellos para hacer descarrilar ese tren. Tras una lucha muy jodida (en la que Silhouette queda muy impresionado con las habilidades de lucha de los dos hermanos) lo logran, pero de repente Silhouette descubre que todo era mentira: éstos solo querían liberar a alguien, un tipo que trabajó a las órdenes de Hitler y a quien éste mandó matar debido al miedo que le producía. Ese personaje es todavía más peligroso que el mismo Hitler y encima ha usado brujería para conseguir unos extraordinarios poderes con los que llevar a cabo sus planes. Ahora, un Silhouette que no está en su mejor momento debe unir sus fuerzas con uno de los oficiales alemanes para detener a ese misterioso tipo y evitar que lleve a cabo sus planes. Pero si enfrentarse a ese tipo ya es muy peligroso de por sí, encima tendrán que ocuparse de sus guardaespaldas, esos dos hermanos que no tienen nada que envidiar a Silhouette a la hora de luchar. La cosa no tiene buena pinta…

Página de Silhouette: Arcángeles Oscuros - 01Nueva aventura de Silhouette y nuevo acierto del equipo que forman Víctor Santos al guión y Jesús Alonso al dibujo, hay que decir algo bien alto y bien claro. Víctor Santos es uno de los mejores guionistas que tenemos en el país, sus historias, pese a tocar varios palos, suelen ser tremendamente entretenidas y eso es lo que uno quiere al ponerse a leer un cómic, que le entretengan, si luego la cosa ya sale como con el personaje de Silhouette mejor que mejor. Y es que con este personaje Victor Santos ha dado de lleno en la diana, tiene de todo, carisma, un diseño extraordinario… no me extrañaría nada en un futuro que lo viésemos formar equipo en alguna aventura con otros personajes de cómic como Hellboy o alguno similar, calidad para ello tiene de sobra y personalmente me encantaría. Pero el personaje de Silhouette no sería igual sin el dibujo de Jesús Alonso, si su trabajo del primer tomo ya me parecía cojonudo, el de éste ya es la hostia!!, menudo descubrimiento el de éste dibujante, es un puto crack!. Sin ninguna duda ambos forman un equipo espectacular con el que espero que sigan haciendo historias de este personaje por mucho tiempo. En cuanto al cómic en general, tapa dura, hojas tipo cartulina, viene con extras como una historia corta, algunos dibujos… admito que jode un poco pagar 12 euros (sobre todo a mí que llevo en el paro desde…buff, mejor no pensarlo) pero una vez que acabas de leer el cómic ya estas deseando que salga el próximo a la venta, aunque tengas que hacer milagros para pillarlo, sin ninguna duda toda una señal de que el cómic mola…

Lo mejor: todo!!. Mención especial para el arte de Alonso…
Lo peor: Cuando lo compras, el precio. Cuando lo terminas de leer, nada…

Crítica de Silhouette, de Victor Santos y Jesús Alonso Iglesias

Portada de Silhouette: Arcángeles OscurosSilhouette: Arcángeles oscuros
Guión: Víctor Santos
Dibujo: Jesús Alonso Iglesias
Tinta: Jesús Alonso Iglesias
Dolmen Editorial (octubre de 2012)
Características: Libro cartoné, 64 págs. blanco y negro.
Precio: 11,95 euros

El invierno llega al París ocupado por el ejército alemán, y la lucha del vigilante solitario conocido como Silhouette continúa sin descanso. La intervención de nuevos justicieros enmascarados y la tensión con la Resistencia complica su situación, pero la aparición de un enemigo al que incluso los nazis temen, puede cambiar ya no solo su propia cruzada, sino el mismo curso de la Guerra.