Portada Shangri-laEste es el cómic del que todo el mundo habla y que todavía no has leído. De entrada decirte que si te consideras fan de la ciencia ficción, simplemente tienes que llevarlo. Así, sin más explicaciones. ¿Por qué?, te preguntarás. Pues, básicamente, porque no hay muchas obras del género que lleguen a nuestras estanterías. Que tengan la calidad de Shangri-La, contadas con los dedos de una mano.

Una obra cuidada al detalle, donde los personajes y situaciones se van cocinando a fuego lento dentro de un universo que solo puede salir de una mente desbordante en imaginación. Un futuro inmediato, donde todavía reconocemos usos y costumbres de nuestra época, lo que hace todavía más creíble lo contado.

Todo esto se ve reforzado por una parte gráfica y una narrativa llena de grandes planchas, con silencios que trasportan directamente a la inmensidad del espacio y lo anecdótico de lo humano en el cosmos.

Con este marco, la trama de una sociedad consumista, a simple vista perfecta pero que a poco que arañemos se ve que se está descomponiendo por minutos, encaja a la perfección y es solo una cuestión de pasar y pasar páginas hasta caer atrapados en la lectura.

Recomendable no solo como una de las grandes cómic de ciencia ficción de siempre, sino también como una gran novela gráfica apta para cualquier tipo de lector, sea o no sea aficionada al género. Al fin y al cabo, la grandes historias siempre trascienden a los géneros.