Portadas Sex WarriorBueno, como supongo que con ese título a más de uno de le habrán entrecerrado los ojos vamos a explicar de que va ésto. Como no puede ser de otra manera estamos en un futuro no muy lejano (aunque más por aquel entonces) en el que la clase “pudiente” ha conseguido eliminar el envejecimiento con lo que los ricos y poderosos viven por siempre dirigiendo el cotarro mientras los jóvenes se tienen que joder y comer sus mierdas. Las leyes son injustas y muy autoritarias y no dejan ningún resquicio al libre albedrío, evidentemente, la población se subleva y se monta una guerra, la cual que tiene toda la pinta de acabar con la población ya que los tipos ricos (a quienes llaman los arrugados) utilizan para acabar con la rebelión a unas criaturas llamadas los Esteriodes, creadas artificialmente en laboratorios y con una fuerza y resistencia muy superiores a las de los humanos. Pero los “arrugados”, ansiosos por terminar con esas rebeliones, van un paso más allá y crean una nueva criatura, una especie de mezcla entre insecto y robot, sin sentimientos que hace que los humanos lo tengan aún más jodido. La historia comienza con un grupo de humanos dirigidos por el capitán Mark Frost que se enfrentan a esas criaturas con escaso éxito. Tras una batalla en la que han perdido varios hombres hace su aparición una extraña mujer con unos extraños poderes que consiguen reflectar sus disparos, esa mujer dice estar allí para ayudarles. Su poder viene de algo llamado la “Tantrologia” y que no es otra cosa que almacenar la energía desatada durante el acto sexual y utilizarla luego como arma, el Capitán Frost piensa que esa individua está como una puta cabra pero Dakini (pues ese es su nombre) está convencida de que es la solución a la guerra…

Pese a las dudas iniciales todos admiten que tiene razón al verla enfrentarse a una de las nuevas criaturas creadas por los arrugados. Lo único “malo” (aunque de malo no tiene nada) es que cuando utiliza su poder debe recargarse follando como una coneja, así pues, la tal Dakini se esfuerza en enseñarles las técnicas tántricas que le permiten utilizar ese poder que al parecer todos tenemos y que pueden cambiar el curso de la guerra, aunque esa manera no le guste mucho al capitán Frost, al menos hasta que le toque recargar a él…

Vale… a día de hoy sigo preguntándome en que cojones pensaba a la hora de pillarme esto. Lo de Sex no me haría picar, hay revistas de guarras bastante más baratas que ésta miniserie, sus autores tampoco, puesto que no salen en la portada y las portadas tampoco prometen mucho, sobre todo la segunda, en la que las piernas de la tía son más grandes que el resto del cuerpo con amplia diferencia. Puede que estuviese borracho, puede que fuese una apuesta, bueno, da igual… este cómic es una cagada tan, tan grande que tendría que inventarme un adjetivo o un insulto para hacerle justicia… la ¿historia? es una puta memez!! no tiene pies ni cabeza y joder!, si estamos hablando de una tipa que dispara rayos tras follar lo menos es ver como se recarga en condiciones!. El dibujo hay que admitir que no está mal, ese estilo no se lo conocía yo a McKone y pese al tiempo transcurrido aún se aguanta bien, el resto es algo tan malo que si lo echas a una hoguera para que arda la hoguera te lo escupe…

Lo mejor: únicamente el dibujo de McKone
Lo peor: es una jodida mierda, es como bromuro leído, no se… puaj!
Portadas Sex WarriorSex Warrior
Guión: Pat Mills/ Tony Skinner
Dibujo: Mike McKone
Color: John Erasmus
Norma Editorial