Portada Sam Zabel y la pluma mágicaA Dylan Horrocks le gusta más el metacomic y las puertas giratorias entre realidad y ficción que a un niño un caramelo. Al igual que ya hiciera en su aclamada Hicksville, en este nuevo trabajo DH nos habla de cómic en estado puro y las extrañas relaciones entre creador, creación y lector final. Bueno, realmente nos habla de muchas más cosas, porque a nivel temático, Sam Zabel y la pluma mágica tiene capas y capas de tramas y subtramas, unas más ligadas con la realidad y otras ancladas en el imaginario comiquero más fantástico.

Una historia que empieza con el bloqueo creativo de nuestro protagonista Sam Zabel (personaje que ya habíamos visto de refilón en Hicksville) tratado desde un punto de vista realista y cercano al cómic costumbrista. Pero pronto esta trama da un giro hacia lo extraordinario y surrealista, mezclándose realidad y ficción, y comenzando el repaso a un gran número de temas que pueden ir desde el sexo, el machismo en el cómic, los límites morales de una creación, el deseo, los estereotipos, etc…

Una lectura que si bien se muestra agradable en su conjunto no alcanza la complejidad y brillantez expositiva de su Hicksville. Si que es verdad que DH alterna momentos brillantes con otros un tanto más confusos, con intenciones claras de mover nuestra conciencia y hacernos pensar sobre el subtexto presente en toda la obra. Personalmente, pienso que hay momentos en los que a Horrocks se le va un poco la mano con el exceso de moralina en su omnipresente reflexión sobre los límites de la creación.

Recomendable para habituales seguidores del autor y eternos añorantes de su Hicksville. Interesante para lectores con cierto lastre comiquero en busca de obras distintas y hasta cierto punto desafiantes.

Página Sam Zabel y la pluma mágica - 01 Página Sam Zabel y la pluma mágica - 02

[AMAZONPRODUCTS region=”es” asin=”8415685785″]