Portada Neon Genesis Evangelion vol.7He estado ahí. Sé cómo se siente renunciar. Tal vez todos lo sabemos, tal vez todos hemos renunciado en uno u otro momento -en el colegio, en nuestros trabajos, con nuestras parejas- así que nos podemos identificar con Shinji Ikari. Sé que me identifico con él. Muchísimo. Verán, no estoy seguro quién ganaría en una competencia de renuncias, si Shinji o yo. Rendirse en vez de perseverar siempre ha sido uno de mis más grandes defectos, e incluso hoy en día a veces siento la tentación de rendirme. Igualito que Shinji.

Este séptimo volumen incluye las etapas 41 a 48: “Puño”, “Cielos de ceniza”, “Examinación doble”, “Expiación”, “Una batalla de hombre”, “El despertar parte 1”, “El despertar parte 2” y “Erradicación”. Todo empieza con ira. Shinji está molesto, más que eso, está furioso. Odia al comandante de NERV por haber dado la orden que provocó el deceso de su mejor amigo, Toji Suzuhara. Por lo tanto, decide una vez más presentar su renuncia a NERV.

Esta amistad es uno de los recuerdos más preciados de Ikari. Shinji ha estado viviendo una existencia de aislamiento; como si estuviera encapsulado en una esfera transparente que le permitiese observar el mundo pero le impidiese interactuar con él. Es un sentimiento muy claustrofóbico, lo sé muy bien… mi infancia y el inicio de mi adolescencia también fueron así: estar en un cuarto oscuro, mirando al mundo fuera de mi ventana, y no atreverme nunca a salir y a vivir en él. “Y la ventana que pensé que había cerrado del todo -empezó a abrirse”, admite Shinji. Y todo fue gracias a Toji, y antes de darse cuenta, el chico que había significado tanto para él ya no estaba allí.

Cuando un nuevo ángel, Zeruel, ataca Tokio 3, NERV sólo tiene dos pilotos disponibles: Rei Ayanami y Asuka Langley Soryu. Antes de dejar la ciudad, Shinji es interceptado por Ryoji Kaji quien lo lleva a un refugio subterráneo. Allí Kaji habla sobre su pasado. En los días posteriores al segundo impacto, Japón era una nación devastada, destrozada y desolada, y cientos de miles de huérfanos acechaban las ruinas urbanas. Kaji era uno de ellos, con su hermano y una pandilla de jóvenes delincuentes, pasaba la mayor parte del tiempo robando comida de los refugios del gobierno y las bases militares. Hasta que un día fue capturado. Torturado por los soldados, el chico confiesa dónde se esconde su grupo de amigos, sabiendo que la penalidad para ellos es la muerte, incluso si son menores de edad.

Para Kaji, el asunto es claro. Él se las arregló para sobrevivir aunque eso le costara las vidas de su hermano y sus amigos más cercanos. Desde entonces jamás ha confiado en soldados ni en figuras de autoridad; y ha hecho un esfuerzo para desestabilizar a aquellos en el poder, y esa es la razón por la que es un espía que destapa los secretos de NERV. Ni siquiera su amor por Misato Katsuragi fue suficiente para otorgarle paz. Todavía es acosado por los fantasmas de los niños asesinados. “Ninguno de nosotros merece ser feliz”, explica Kaji. Tiene sangre en sus manos, al igual que Misato. E incluso Shinji, en cierto modo, es responsable por la muerte de su amigo. “Suzuhara murió… y tú sobreviviste”.

Aunque en el anime, la motivación de Kaji siempre fue insondable, aquí descubrimos el pasado del personaje, sus traumas, sus miedos, y entendemos por qué, a pesar de su reticencia inicial, Shinji opta por regresar al cuartel general de NERV. Zeruel ya ha desmembrado y decapitado a la Unidad-02 y neutralizado a la Unidad-00. Después de destruir las barreras y defensas del geo-frente, y dejar el Dogma Central expuesto, todos temen lo peor. Y allí es cuando Shinji aparece en la Unidad-01, y ataca al poderoso ángel, perdiendo un brazo en el proceso y sufriendo serios daños.

Sin energía y sin baterías de reserva, el Evangelion no tiene defensas frente a Zeruel. Hasta que en las profundidades de la Unidad-01 algo se despierta; y de este modo la bestia dentro de la armadura tecnológica es desatada. Después de un brutal combate, el ángel es aniquilado y devorado por el Evangelion.

Por primera vez, la naturaleza angélica de la amenaza es difícil de distinguir de la naturaleza inhumana del Evangelion. En última instancia, los humanos y los ángeles pueden tener más en común de lo que habíamos considerado originalmente. Si los seres humanos son los herederos del árbol del conocimiento del bien y del mal (la auto-conciencia), entonces seguramente los ángeles son los herederos del árbol de la vida (la inmortalidad). Al inicio de la serie es evidente que ambas “facciones” intentan analizar y descifrar al otro. Ambas fracasan y la guerra “el fracaso definitivo de la comunicación” se convierte en la única alternativa.

Finalmente, los líderes de Seele –una organizacion secreta– están discutiendo el futuro de NERV. Ellos consideran que es hora de dejar todo en manos de su recurso más valioso: Tabris. Este chico de 14 años, también conocido como Kaworu Nagisa, causará un impacto tremendo en la vida de Shinji.


Neon Genesis Evangelion Vol. 1, de Yoshiyuki Sadamoto
Neon Genesis Evangelion Vol. 2, de Yoshiyuki Sadamoto
Neon Genesis Evangelion Vol. 3, de Yoshiyuki Sadamoto
Neon Genesis Evangelion Vol. 4, de Yoshiyuki Sadamoto
Neon Genesis Evangelion Vol. 5, de Yoshiyuki Sadamoto
Neon Genesis Evangelion Vol. 6, de Yoshiyuki Sadamoto