Portada Namor: en las profundidadesEste es un cómic raro, no es el típico cómic de superhéroes made in Marvel en donde podemos ver a Námor dándose de hostias con algún supervillano chungo, de hecho aunque se llame Námor en las profundidades lo cierto es que a Námor se le ve muy poco, tan poco que casi no aparece…

El que se espere una historia de corte superheroico será mejor que se pille la ultima flipada del cansino de Jeph Loeb o algo así, esta historia es muy diferente. Un grupo de hombres comandados por un científico se disponen a averiguar si las leyendas que circulan sobre una ciudad submarina llamada Atlantis son ciertas, el científico (que es un especialista en echar por tierra mitos y leyendas fantasiosos) cree que todo es un bulo mientras que el resto de su tripulación (gente curtida en la mar) creen que si existe, y que está protegida por un ser (medio hombre/medio pez ) llamado Námor, el cual ya ha destruido otras embarcaciones que han intentado descubrir el paradero de Atlantis.

Así que, durante los 3 primeros capítulos, asistimos a diversos conflictos entre los tripulantes del submarino y el científico, a varios recuerdos de otras misiones donde el científico desbarata falsos mitos y a algún paseo por fuera del submarino en una especie de minisubmarinos tripulables. En estos paseos, tanto el científico como su acompañante, creen ver a algo o alguien que los sigue de cerca. Lo que al principio achacan a diversos peces, al cansancio o al miedo, acaba siendo algo muy diferente cuando divisan los restos de una base submarina cerca de la fosa de las marianas, la cual parece estar desierta y donde realizan un descubrimiento que les cambiará la vida para siempre…

El cómic no está mal, no es ninguna maravilla pero a mí personalmente me gustó… La historia más que meterla en el género superheroico yo la metería en el del misterio, misterio con toques de terror, (esas sombras que aparecen siguiendo el submarino, el descubrimiento de los cadáveres en la base submarina, la actitud cada vez más peligrosa de los tripulantes de la nave con el jefe de la expedición) hasta la revelación del personaje de Námor al científico resulta pelín acojonante (parece un vampiro o un ser infernal, con su palidez y esa boca con todos los dientes afilados como una piraña).

En el dibujo, Esad Ríbic se sigue luciendo como siempre, aunque en este trabajo veo sus dibujos un pelín por debajo de los que hizo para el tomo de Loki o de Silver Surfer, pero hay que admitir que ver esos dibujos que parecen cuadros, es una gozada para la vista.

En definitiva un buen cómic, aunque no un gran cómic (que es lo que me parecieron los anteriores trabajos dibujados por Ríbic), del que pueden disfrutar tanto los aficionados a los superhéroes Marvel como aquellos que no lo sean.

Lo mejor: Ribic y la atmósfera malsana que se respira en la historia y que la aleja bastante del típico cómic de pijamas.
Lo peor: es un poco lento, pero se disfruta bien igual…

[AMAZONPRODUCTS region=”es” asin=”8498852668″]