Home » Críticas de cómics » Miracleman: La Edad de Oro, de Neil Gaiman y Mark Buckingham

Miracleman: La Edad de Oro, de Neil Gaiman y Mark Buckingham

Detalle portada Miracleman: La Edad deOro

Portadas Miracleman: La Edad deOro - 01En manos de Alan Moore, Miracleman fue un catalizador. Más que un simple héroe, Miracleman se convirtió en un ser superior, un dios que reinaba supremo sobre su propio Olimpo. Sin embargo, este no fue el final de la saga. Moore le pidió personalmente a su colega Neil Gaiman que se convirtiera en el nuevo escritor de la serie.

Gaiman comenzó esta etapa con una fascinante selección de historias independientes, centrándose principalmente en las personas normales y la forma en que el mundo había cambiado después de la intervención (divina) de Miracleman. “El viejo mundo había sido demasiado incompetente e incompleto como para poder describirlo. El nuevo mundo era el mundo tal como siempre habíamos soñado que podría ser – un amanecer de oro que se erigía en una era de milagros, inimaginables, excepto, tal vez, para las fantasías más escapistas”, el mundo gobernado por Miracleman es completamente diferente a nuestro mundo, y sin embargo, todavía es bastante familiar…

En “Ruego y esperanza” (publicado originalmente en Miracleman # 17, junio de 1990) presenciamos la peregrinación de cuatro devotos seguidores de Miracleman. Para tener una audiencia con el ser supremo, deben escalar miles de kilómetros de escaleras; esta escalera al cielo es, de hecho, un viaje difícil que lleva semanas. Como hemos visto antes, el Olimpo ha sido diseñado sólo para criaturas divinas como Miracleman, y no para los seres ordinarios. El autor comparte con nosotros una visión íntima de la fragilidad humana, perspicaz y compleja al mismo tiempo.

“A raz de piel” (Miracleman # 18, agosto de 1990) es una extraordinaria crónica que nos recuerda algunas de las mejores historias de Sandman de Gaiman. Esta vez el protagonista es un hombre común y corriente que es bendecido por la presencia de Miraclewoman, y al mismo tiempo condenado por la idea obsesiva de la perfección.




La obsesión también juega un papel importante en “Notas desde el subterráneo” (Miracleman # 19, noviembre de 1990), un fascinante viaje por el reino de los muertos y los recién resucitados. Debajo del Monte Olimpo hay un refugio subterráneo habitado por individuos talentosos y creativos que fallecieron prematuramente, uno de ellos es Andy Warhol, que ha sido llevado a la vida junto con artistas tan renombrados como Salvador Dalí y muchos otros. Warhol está obsesionado con producir arte y venderlo, para volverse rico otra vez. Para él, el dinero es la única medida del éxito: “¿Cómo sabes si eres más exitoso que los demás? ¿Cómo sabes si lo que estás haciendo funciona? “, pregunta. Al mismo tiempo, el Dr. Emil Gargunza se despierta en un lugar que no es ni el infierno ni el cielo, sino algo intermedio. Está obsesionado con Miracleman, y la danza macabra que comenzaron hace décadas. “Tuvo que matarme porque los dioses deben matar a sus padres”, explica Gargunza. “Notas del subterráneo” es un retrato impresionante sobre la mortalidad, y los miedos y obsesiones que vienen con él, pero al mismo tiempo es un retrato poético de la naturaleza de la creación, desde la perspectiva de artistas como Andy Warhol o científicos como Gargunza (el creador y por lo tanto “padre” de Miracleman).

Portadas Miracleman: La Edad deOro - 02Mientras Moore decidió explorar la condición sobrehumana en la saga del Olimpo, Gaiman decidió centrarse en personas regulares, hombres y mujeres cuyas vidas habían sido completamente transformadas después de que Miracleman se convirtió en un dios. “Relato de invierno” (Miracleman # 20, marzo de 1991) es uno de mis episodios favoritos, porque ilustra de manera tan magnífica la dicotomía entre las tradiciones del viejo mundo y las increíbles oportunidades de la nueva generación. Obviamente, este capítulo gira en torno a los padres y los niños. Una madre preocupada reflexiona sobre la forma en que las nuevas fiestas han reemplazado a las viejas, nuevas creencias han llenado la brecha dejada por las antiguas. “Todavía hay Año Nuevo, por supuesto, y San Valentín – y Navidad, cuando recordamos a todos los dioses muertos y las mitologías perdidas”, pero esas celebraciones están desapareciendo lentamente. Y lo que es aún más aterrador es que los padres se sienten en desventaja en comparación con sus hijos. Los niños “saben más que nosotros. Han viajado más lejos. Han visto mucho más de lo que tenemos”. De hecho, en este nuevo mundo, el papel de padre o madre ya no es necesario. En la desgarradora última página, nos asomamos al sueño de la madre, que espera que todavía pueda haber una oportunidad para que sus hijos se despierten y se den cuenta de cuánto la necesitan. Este es un capítulo agridulce, lleno de nostalgia, con tristeza y con un poco de esa ternura de los cuentos de hadas.

Portadas Miracleman: La Edad deOro - 03Con facilidad, Gaiman combina el suspenso y la paranoia en un thriller titulado “Historia de espías” (Miracleman # 21, julio 1991), un viaje perspicaz en la mente de una mujer que cree que es una espía secreta, aunque no sabe para quién está trabajando, o por qué debe ocultarse todo el tiempo. Por supuesto, en “Alaridos”, el autor británico también explora temas polémicos que rara vez se mencionaban en los 90s, como la homosexualidad. Después de que dos hombres tienen sexo, uno de ellos recuerda su infancia y adolescencia, y a través de su monólogo entendemos por qué la sexualidad es tan importante y por qué la represión puede ser tan dolorosa para el alma. Como de costumbre, Mark Buckingham hace una magnífica interpretación gráfica del guión, cambiando el estilo de sus líneas, de oscuro y melancólico, al principio, para pasar a brillante y alegre, y al mismo tiempo combina un enfoque realista con un toque más caricaturesco.

Por último, “Carnaval” (Miracleman # 22, agosto de 1991) es el final más adecuado para el arco de la Edad de Oro, reuniendo personajes que habían aparecido en historias anteriores, así como centrándose en el propio Miracleman. Aunque completamente diferente a la ejecución inicial de Moore, la propuesta de Gaiman es una representación rica, fascinante y contundente de la condición humana, y sobre todo, es un ejemplo de una narrativa magistral. En su naturaleza episódica, en el equilibrio entre aquellos seres más grandes que los dioses y esos seres humanos ligeramente menos que ordinarios, estas historias de Miracleman se convertirán en la semilla del magnum opus de Gaiman: The Sandman.

Miracleman. La Edad De Oro. De Neil Gaiman Y Mark Buckinham (Tapa dura)


Lista de precios:EUR 17,95
De nuevo:EUR 17,05 En Stock
De ocasion: Fuera de Stock

En manos de Alan Moore, Miracleman fue un catalizador. Más que un simple héroe, Miracleman se convirtió en un ser superior, un dios que reinaba supremo sobre su propio Olimpo. Sin embargo, este no fue el final de la saga. Moore le pidió personalmente a su colega Neil Gaiman que…

Review Overview

Muy bueno

Estas historias de Miracleman se convertirán en la semilla del magnum opus de Gaiman: The Sandman.

User Rating: Be the first one !

Acerca de Arcadio_Bolanyos

Arcadio Bolaños es un coleccionista empedernido, prolífico guionista y dibujante parsimonioso, además de crítico especializado en el noveno arte (y hasta en el séptimo).

No te pierdas

Portada Deepwater Prison

Deepwater Prison, de Christophe Bec y Stefano Raffaele

Hace más o menos un año, por estas fechas, os hablada de los buenos momentos ...