Portada Lobezno Salvaje - Frank ChoEl dibujante de origen coreano lleva más de diez años trabajando para Marvel Comics, desde que llamara su atención a través de su creación Liberty Meadows, una tira de prensa de marcado tono humorístico donde destacó como dibujante y en especial por una característica que, si bien comparte con la inmensa mayoría de profesionales del medio, él parece ser que lo hace mejor: dibujar mujeres guapas.

Desde que trabaja para Marvel Cho se ha hecho famoso gracias a un determinado tipo de mujer neumática y espectacular, de formas redondeadas y volúmenes imposibles, que se ha prodigado a lo largo y ancho de todo el Universo Marvel a través de las portadas de sus cómics, labor que le ha traído más de una nominación a prestigiosos premios como los Eisner y los Harvey. Cho nunca ha estado largas etapas en las colecciones, sino que dibuja números sueltos o arcos argumentales, siendo hasta ahora los más importantes el lanzamiento de la colección Mighty Avengers junto con Bendis –y redefiniendo a Ultrón como una mujer- o New Ultimates, junto con Loeb. Hasta la llegada de Lobezno solo había realizado un proyecto como autor completo, una miniserie de siete entregas protagonizada por Shanna, la diablesa.

Sin embargo, aunque las mujeres de escándalo nunca juegan en su contra, me parece menospreciar la labor del artista si lo encasillamos solo en ese tema, porque Cho sabe narrar con fluidez y sus páginas suelen tener un nivel bastante alto. Ahora, con el relanzamiento de la mayoría de sus colecciones dentro de la iniciativa Marvel Now!, el surcoreano ha tenido la oportunidad de inaugurar de nuevo una serie, esta vez protagonizada por Lobezno, titulada Savage Wolverine y de la que se ha ocupado por entero, a excepción del color, obra de Jason Keith.

En los cinco primeros números de la serie –después ha sido relevado por Zeb Wells y Joe Madureira – Cho hace un compendio de todo aquello que a él, como aficionado, le gustaría ver en un cómic y se lo ofrece a los lectores envuelto en una gran aventura repleta de misterio, acción, mucho sentido del humor y una enorme cantidad de influencias de lo más variadas. De nuevo protagonizada por Shanna y Lobezno que, de momento, no saben muy bien cómo han aparecido en una remota isla de la Tierra Salvaje de inspiraciones lovecraftianas. Si quieren escapar, ambos deberán avanzar en medio de innumerables peligros como dinosaurios de todas clases u hombres prehistóricos cuyo único propósito es la guerra y la caza. En cada episodio se nos va introduciendo un nuevo e inverosímil personaje, como Amadeus Cho, un Celestial, un remedo del Hombre-Cosa o al increíble Hulk.

Cho tira de algunos trucos de dibujante, como agrandar el espacio entre viñetas, dejando así mucho blanco que no tiene que dibujar. Pero se compensa con las innumerables secuencias de acción, peleas entre Lobezno y ejércitos enteros de salvajes; dinosaurios y animales, donde destaca el enfrentamiento final con los gorilas gigantes. Cho deja algunas ilustraciones a doble página para el recuerdo, repleta de personajes y detalle y más de una estampa inigualable de Shanna.

La historia en sí es sencilla, tiene su vuelta de tuerca algo predecible, pero funciona a muchos niveles más allá del dibujo, ya que Cho opta por un Lobezno alejado del torturado personaje en el que se ha convertido, potenciando la aventura y su socarronería, además de que por fin es el mejor en lo que hace, ya que resulta difícil contar el número de víctimas que deja a su paso –moralmente también es discutible el hecho de que el canadiense haga filetes a todos los salvajes con los que se encuentra, teniendo en cuenta que es él el que se encuentra en territorio enemigo y porta garras de adamantiun-.

El sentido del humor es esencial y el tono ligero de la aventura lo agradece, porque en el fondo se trata de una sucesión de peleas a cada cual más espectacular –la de Hulk es descacharrante- pero que al lector más exigente puede saberle a poco. Al menos Cho se las ingenia para meter algunos conceptos de lo más interesantes para explotarlos en el futuro, si bien no está claro todavía dónde podrá hacerlo o si volverá a la colección protagonizada por Logan. La introducción del Hombre-Cosa y de los Celestiales nos lleva a otro nivel, más cósmico y la resolución de esta primera aventura apunta en una dirección totalmente diferente.

En definitiva, el Lobezno de Cho es entretenido y de momento, intrascendente, pero ya veremos qué ocurre con las semillas que se han plantado. El nivel gráfico, de sobresaliente y las portadas también tienen su toque personal: el protagonista posando con una serie de ilustraciones detrás de estilo diferente pero que sitúan muy bien al lector en el tipo de historia pulp que se está contando. La infinidad de portadas alternativas vienen recogidas en la edición en grapa de Panini.

Detalle portada Lobezno Salvaje Frank ChoLobezno V.5 Nº 24-28: Salvaje Lobezno (Marvel Now!)
Edición original: Savage Wolverine 1-5 USA
Fecha de edición: mayo de 2013
Guión: Frank Cho
Dibujo: Frank Cho
Panini Comics
Formato: Comic-book, 24 págs. color.
Precio: 1,95€
Comprar Salvaje Lobezno en Comicalia