Detalle portada Los surcos del azar

Portada Los surcos del azarLa nueva propuesta de Paco Roca nos lleva atrás en el tiempo, justo al final de nuestra guerra civil, para relatar el devenir de parte de los exiliados republicanos que dieron con sus huesos en el norte de África. Centrándose en la historia de “La nueve”, una compañía compuesta en su mayoría por republicanos españoles, que estaba a las órdenes del capitán Dronne al servicio de la segunda división blindada del general Leclerc, Paco Roca nos va dando cuenta de esa parte de la historia no tan conocida sirviéndose del testimonio y los recuerdos de Miguel Ruíz, un republicano español exiliado en Francia y miembro de esa “La nueve”.

A través de las conversaciones que Paco Roca mantiene con Miguel Ruíz, integradas de manera sublime dentro del relato, vamos conociendo las peripecias de este grupo de exiliados que salieron de España como perdedores y cuyo único deseo era volver otra vez a la tierra que tanto amaban.

Partiendo de dos estilos gráficos claramente diferenciados, las páginas actuales de entrevista entre Paco Roca y Miguel Ruíz se van alternando con las páginas de relato bélico, entrando y saliendo de las memorias de Miguel Ruíz y llevándonos adelante y atrás en el tiempo con un exquisito trabajo narrativo por parte de Paco Roca.

Con una estructura como esta, el recuerdo de Maus y las conversaciones entre Spiegelman y su padre no pueden sino asaltarnos, pero la realidad es que Los surcos del azar toman una dirección totalmente distinta. Como el propio Paco Roca confiesa en las páginas de la historia, su intención era hacer un cómic en la línea de Los violentos de Kelly, pero a poco que profundizó en la historia de “La nueve”, se dio cuenta que el tono tenía que ser otro y que la historia le iba a demandar mucho más de lo que el tenía pensado. De hecho, al finalizar la lectura, la sensación que te queda es más de haber visto una serie como Hermanos de sangre que una película de acción bélica.

Los surcos del azar llega a nuestro mercado con la intención de convertirse en un clásico inmediato. Un relato que nos cuenta una parte poco conocida de nuestra historia que sin duda merece ser rescatada del olvido.

Después de 300 páginas y dos años y medio de trabajo, Paco Roca demuestra una vez más que los premios recibidos en el pasado no fueron fruto de la casualidad y se confirma como uno de nuestros autores con más talento

Uno de esos tebeos que hay que llevarse a casa en estas navidades y candidato a todos los premios posibles en el 2014.