Portada Los silencios de DavidEl cáncer, ese tema tabú en nuestra sociedad y del que nadie quiere hablar. Los que lo sufren directamente porque bastante tienen con sufrirlo. Los que afortunadamente no conocen sus efectos, porque no están interesados en conocerlo más de cerca.

En general, los libros que tratan sobre este tema son de esa clase de libros a los que tienes que aproximarte con una preparación previa y con un día propicio para hacerlo. En el caso que nos ocupa este efecto se intensifica (brutal su interpretación gráfica del proceso degenerativo sufrido por David, porque su autora, Judith Vanistendael, coge el toro por los cuernos y nos enfrenta a la enfermedad cara a cara, sin ambages ni edulcorantes.

Una aproximación del todo acertada, desde mi punto de vista, puesto que pese a que desde el primer momento los efectos del cáncer, tanto físicos como psicológicos, están duramente reflejados a través del personaje central de David y de las tres mujeres que forman parte de su vida, esta autora tiene la capacidad gráfica de suavizar esta dureza con un bello, sensible y delicado dibujo, que dota de cierta poesía a la tragedia y que sin duda es uno de los puntos fuertes de este Los silencios de David.

Por lo dicho anteriormente, queda claro que este no es un cómic casual, apto para cualquier público o para cualquier momento. Pero para aquellos lectores que busquen una aproximación al mundo del cáncer, tratado con seriedad, rigurosidad pero con un tacto y una delicadeza exquisita, sin duda están de suerte con la publicación de este cómic.

[AMAZONPRODUCTS region=”es” asin=”8467916346″]