Portada Los mundos de Valken 1El autor de Dragon Fall, Star Hounds o Kungfu Mouse, Nacho Fernández, regresa como autor completo con esta aventura espacial titulada “Los mundos de Valken. Oceános en llamas”, que ha sido publicada por Grafito Editorial.

En el mundo acuático de Kasha Prime, uno de los planetas del imperio Valken, se intenta apagar una inserrucción rebelde descontenta con el gobierno. Pero de repente se ha detectado la presencia de los Volg, una raza que habitó el planeta anteriormente a los valkianos, y que han regresado a través de portales para tomarse la revancha. En medio de esta conflagración aparece la nave Nimrod, comandada por Andrea que junto a su hermanastra Keena van en busca de su madre, la capitana original de la nave. Junto a sus compañeros Agon, Bolon y la sierva de combate Khaila deben entrar en el planeta sin ser detectados. Una vez dentro, se ven envueltos en plena batalla entre los valkianos y los Volg, con intrigas políticas entre las casas nobles, el gobierno y el Gremio de Navegantes, que ha mantenido la unión hasta el momento.

Primera entrega de esta saga en la que abundan los personajes y en principio se hace costosa de leer, pero una vez conocidos los personajes y distintas razas se puede seguir con normalidad. Una historia de ciencia ficción, realizada muy seriamente por Nacho Fernández, pero con momentos en los que aflora el humor, como acostumbra en sus trabajos. Se nota que ha dedicado su tiempo a la historia, y además en el inserto/poster de regalo se incluye una historia de seis páginas aparte del comic que funciona como prólogo a la misma.

El dibujo de Nacho Fernández ha alcanzado un grado de personalidad propia, y aunque los personajes parezcan iguales, cada uno tiene sus rasgos diferenciales que le dan vida propia. Para terminar, la edición de Grafito está a la altura de sus ediciones anteriores, cuidada hasta el máximo detalle, con páginas de extras donde Nacho nos cuenta cómo surgió la idea del comic y añadiendo bocetos, además de una lámina firmada por el autor.