Portada Patrulla X: No más humanosUna novela gráfica de la Patrulla-X siempre causa expectación, más cuando se publicó la primera en el año 1982, “Dios ama, el hombre mata”, y desde entonces no se había editado ninguna otra. Ahora Marvel toma la decisión tras el lanzamiento de manera simultánea en todo el mundo de “Los Vengadores: La guerra interminable”, siendo el turno de los mutantes que ahora publica Panini en España.

El relato comienza cuando un mutante metamórfico se introduce en la Corporación Autólico para hacerse con un invento del doctor Sale que le permitirá llevar a cabo un plan diabólico. Más tarde, un avión comercial está a punto de estrellarse contra el Instituto Jean Grey, logrando detenerlo gracias a la labor conjunta de Lobezno, Rondador Nocturno y Tormenta. La sorpresa es que no hay pasajeros ni tripulantes en el avión, y confirman mediante una batida que no queda ni un ser humano vivo en Nueva York. Allí el equipo de Lobezno se encuentra con el grupo de Cíclope, que van en busca de respuestas a los que se une Magneto y sus hijos. Por medio de Cerebra registran una señal humana en medio del desierto de Nuevo méjico, es el doctor Sale que se halla moribundo, entrando Emma Frost en sus pensamientos para descubrir qué ha sucedido. Así descubren que el mutante que asaltó su laboratorio es Asuelo, el hijo de Mística y Lobezno, que robó un instrumento con el que ha ido trasladando a los mutantes de diferentes mundos alternativos hasta la Tierra, ya que son perseguidos por su condición. Para ello ha hecho desaparecer a los humanos, poblando la Tierra con los mutantes. La Patrulla-X se enfrentará a Asuelo y su Hermandad de Mutantes para traer de nuevo a los humanos sin causarles daño.

El guión de Mike Carey se centra en la continuidad actual de las series de la Patrulla-X, aunque se puede leer de forma independiente a las colecciones mutantes. El mensaje que transmite Carey es el de unión, por parte de la Patrulla-X que desea convivir con los humanos, y el punto opuesto representado por Asuelo, que elimina a la humanidad para poblar con mutantes la Tierra. Aún así, la historia se desarrolla de manera dinámica con diálogos interesantes y escenas de acción, para dejarlo al final todo como estaba, sin consecuencias para el resto de series mutantes. Lo que llama la atención es el dibujo de Salvador Larroca, excelente en las páginas iniciales, contrastando con las páginas finales en las que su estilo resulta más esquemático, suponemos que apremiado por el plazo de entrega. De todas formas no pierde fuerza, algo que le debe al colorista Justin Ponsor que completa de manera satisfactoria sus trazos. Finalmente resulta una lectura entretenida pasando del notable.

[AMAZONPRODUCTS region=”es” asin=”8490246998″]