Portada Kick Ass 3Hay que reconocer que la muchachada de este blog tenemos fama de ser muy pero que muy flipables, pues nos emocionamos hasta cuando ponen una puta peli mierdera de esas de Marisol en Cine de Barrio. Y no te digo yo que no nos flipemos ahí con cualquier gilipollada raruna, pero el hecho de que hace unos meses se publicara en nuestro país la tercera parte de Kick-Ass fue una emoción más que justificable. Os diremos que ello provocó en la sede de nuestro blog un júbilo y una algarabía que no se veía desde la célebre caída de Saigón (porque a lo mejor otra cosa no, pero fans del bueno de Millar somos un rato)…

Y es que tras el exitazo que supuso en taquilla el film que adaptaba la primera parte nos produjo un gran y enorme regocijo el hecho de que toda la gente ajena al mundillo pudiera al menos conocer este cómic y disfrutarlo en una sala de cine. De todas formas no me cansaré de insistir en el hecho de que es una pena que la gente tenga tantos prejuicios a la hora de acercarse a un cómic y luego disfruten con los argumentos que estos ofrecen cuando los adaptan a la gran pantalla. Si es que no somos “ná”…

Ni que decir tiene que este tomo supone el cierre de las andanzas del bueno de Dave Lizewski en su andadura como Kick-Ass. Un joven que un buen día decidió enfundarse un traje extravagante y salir a la calle a dar de ostias a todo aquel que se lo mereciera. Sin embargo, a pesar de las barrabasadas que hemos leído a lo largo de estos años en los tomos anteriores y el hecho de la mala baba que suele tener el bueno de Millar, personalmente pensé que esta saga iba a tener un final mas hijoputesco, pero me ha resultado un poco light para mi gusto.

Los que leyerais el tomo anterior, recordaríais que la pobre Hit-Girl acabó en prisión, motivo por el cual ahora Kick-Ass tendrá que liderar todo un grupo de superhéroes en un momento en el que los justicieros disfrazados están fuera de la ley, dejando a nuestro protagonista a merced de la policía y de sus nuevos enemigos. Sin embargo, por primera vez, nuestro protagonista ha empezado a dudar, aunque quizás está ya demasiado metido en este mundillo como para dejarlo así sin más e irse de rositas…

Y es que en todo buen cómic de superhéroes que se precie, debe haber un cierto momento en el que el protagonista se plantea la tesitura de adónde le esta llevando su vida como héroe, y estará dispuesto a renegar de ello por el hecho de encontrar nuevas ilusiones en la vida. Sin embargo, siempre suele acabar surgiendo alguna inesperada situación chunga que obligará al prota de turno a concienciarse de que dejar de lado esa faceta no es tan fácil, aunque estés convencido de ello. Y en este cómic, esa cruda situación será la llegada de un nuevo mafioso a la ciudad (Rocco Genovese) y su deseo de querer aglutinar a todos los grupos mafiosos bajo su tutela. Si a esto le unimos la recuperación del Hijoputa y su forma de eludir el sistema judicial con la exoneración total de todos sus cargos, es normal que nuestro protagonista tenga que seguir recurriendo a su identidad de Kick-Ass sin poder colgar las mallas así como así…

Por otro lado, esta tercera entrega sirve también para conocer buena parte de los traumas infantiles de la buena de Mindy, pues a lo largo de pequeños flashbacks intercalados iremos conociendo ciertos pasajes de su entrenamiento con Big Daddy y seremos partícipes de viejos fantasmas que rodean a la pobre Hit-Girl y que la atormentan desde siempre. Todo ello aderezado con las múltiples referencias a la cultura friki que tanto le gusta introducir a Millar a lo largo de esta saga, y por supuesto tampoco faltarán los momentos hijoputescos, repletos de violencia gratuita y de humor negro a los que es tan dado este guionista.

En definitiva, Kick-Ass 3 supone el colofón a una saga cuyo final no me ha acabado de convencer, pues francamente un cómic que trata sobre las andanzas un crío que un buen día decide salir a la calle a hacer de superhéroe y a enfrentarse con gente muy chunga, personalmente esperaba que terminase de otra manera. Aún con todo, he de reconocer que se trata de un cómic con el que he disfrutado un montonazo con su lectura y espero verlo plasmado algún día en la gran pantalla para que la saga cinematografica tenga también su correspondiente final para las aventuras de Dave. Pues ale, a leerlo se ha dicho.

> Otra crítica de Kick Ass 3, por Arcadio Bolaños

[AMAZONPRODUCTS region=”es” asin=”8490249407″]