Portada Hellblazer vol.2Actualmente ECC está llevando a cabo la magnífica misión de publicar esos generosos tomazos de la colección de Helblazer, sí ya sabéis esa serie de Vertigo que está protagonizada por el brujo e investigador de todo lo paranormal más chulesco, malhablado, arrogante y fumador del mundo del cómic. ¿Necesitáis más pistas?, es rubio, lleva gabardina y habla en inglés con leve tono irlandés. ¿Ahora mejor?. Sí, así es, John Constantine vuelve al lugar de donde nunca debió salir y bueno, pues aquí os traigo la segunda parte de los tres tomos que van separados por autores. Esta vez el que dirige y cuenta las historias y movidas místicas del bueno de John no es ni más ni menos que Garth Ennis, que en este tomo en concreto trabaja con los que yo suelo llamar “el trío de Belfast”.

Me estoy refiriendo concretamente a Garth Ennis en el guión, Steve Dillon a los lápices y en las portadas Glenn Fabry con su estilo tan propio como molón (casualmente es el equipo que tras este trabajo iniciaron una de las mejores series propias de Vertigo como fue Predicador). Lo cierto es que el primer tomo dejó el listón bastante alto con la saga de “malos habitos” (por cierto, pésima adaptación peliculera la protagonizada por Keanu Reeves), además del dibujo de gente como Will Simpson, Sean Phillips y el anteriormente nombrado Steve Dillon.

Este segundo tomo, que es el que nos ocupa en la reseña de hoy, sigue la estela del primero, con John Constantine resolviendo encuentros con lo inexplicable (y a veces con lo más mundano y urbano) acompañado de su chófer particular, Chas, y su novia Kit. Pero a veces la vida es una rueda y esta vez el problema que está jodiéndole la vida a Constantine no son demonios, ángeles caídos, vampiros y demás entes sobrenaturales. Esta vez nuestro brujo de Newcastle tiene que enfrentarse a dos de las cosas que, tarde o temprano, nos van a pasar a todos nosotros: cumplir 40 años y que de paso nuestra relación de pareja se rompa. Ennis se encarga de tejer una saga en la que John cae en el más hondo de los purgatorios humanos, la desesperación mas pura, la hiriente mísera y por ende, el alcohol va de la mano en estos asuntos.

Os dejo a vosotros, fieles parroquianos, el poder descubrir y escudriñar el destino del rubiales John Constantine en este tomazo, el cual continúa con un tercero y último del autor Garth Ennis (pero no el último de esta endiablada serie, que sigue con más autores de la talla de Warren Ellis, Paul Jenkins o Brian Azzarello). Es una lectura digna de un corazón roto o si en ese momento andáis un poco moñas por que vuestra “kuki” os ha dejado, os recomiendo afanosamente leéroslo en esa situación. Y por solamente 40€ con un par de historias extra en el interior…

Autor: The Preacher

[AMAZONPRODUCTS region=”es” asin=”8416409048″]