Portada Frankenstein Alive Alive 3Plagado por el remordimiento, el monstruo de Frankenstein deambula por la mansión del doctor Ingles, el único hombre que en vez de tratarlo como una criatura inhumana lo trata como a un igual e incluso como a un amigo. Abrumado por los recuerdos de una vida llena de arrepentimiento, muerte y tristeza, el monstruo muestra una vulnerabilidad única, una debilidad que redefine su humanidad.

Sin embargo, la mansión del doctor no será su refugio por mucho tiempo, después de todo, Ingles alberga intenciones bastante siniestras. Como resultado de un incidente azaroso, Frankenstein halla el cuerpo aparentemente sin vida de la esposa del doctor, y luego descubre que usando fetos y bebés abortados, el científico ha destilado una milagrosa aunque nauseabunda substancia, que tiene la propiedad de evitar la putrefacción del cuerpo y del cerebro. En el caso de esta mujer, ella ya no respira pero todavía no está muerta, está atrapada en un limbo, en un cuidadoso equilibrio sobre la fina línea que divide a la vida de la muerte.

Enfrentado a un nuevo dilema moral, Frankenstein debe decidir si está listo para ayudar a Ingles en su búsqueda de bebés recién nacidos para perfeccionar su aborrecible suero o si es que, por el contrario, ya no puede ser el cómplice de los crímenes perpetrados por el despiadado doctor.

Página Frankenstein Alive Alive 3 (01)La atmósfera lúgubre de este relato es fantásticamente capturada por el legendario artista Bernie Wrightson, un veterano de la industria del cómic que ha influenciado a varias generaciones. En la primera página, Frankenstein constata que aún está en deuda con los muertos que fueron mutilados para servir como materia prima; los cuerpos podridos demandan la restitución de los miembros que les fueron robados en una composición digna de una pesadilla.

La página doble en la que Frankenstein observa la partida de los sirvientes del doctor es un magnífico ejercicio de perspectiva, así como un extraordinario juego de contrastes; la oscuridad versus la luz, la tinta negra versus el papel en blanco están aquí en perfecta armonía.

Quedé absolutamente impresionado cuando vi la página doble que muestra la colección macabra del doctor, huesos, animales disecados y restos de criaturas imposibles. Pasé mucho tiempo mirando todo esto, hay cientos si acaso no miles de detalles fascinantes que merecen nuestra paciente observación. Es a causa de páginas tan hermosas que entiendo por qué Bernie Wrightson necesita un año entero para dibujarlas.

Finalmente, el laboratorio del doctor explora nuestra fascinación hacia los aspectos más oscuros de la ciencia. La página también ejemplifica lo importante que es el balance entre iluminación y oscuridad, el cuerpo de la mujer es una fuente de luz mientras que Frankenstein encarna la oscuridad, pero también hay una luz espectral que desciende del techo así como el vapor que emerge del piso, que pese ser tan tenue y vaporoso es un sutil contrapunto en una habitación devorada por la negrura.

[AMAZONPRODUCTS region=”com” asin=”B00JPPW0IG”]