Portada Mauvais genreNo es de extrañar que Degenerado se hiciera merecedora al premio del público a la mejor obra en el pasado festival de Angouleme. Un premio que tiene tanta importancia como el fauve d’or, el gran premio del festival. Supongo que hoy en día, tal y como funciona la política del festival, con miles de intereses editoriales enfrentados, pudo hacerse con el galardón cualquier de las obras elegidas en la selección final y no habría extrañado que en vez de Come Prima, fuera Degenerado el álbum premiado.

En todo caso, digo que no es de extrañar el premio del público puesto que esta obra tiene todos los elementos para conquistar a cualquier tipo de lector, desde el habitual de los cómics como a ese lector ocasional que de vez en cuando se deja caer por el mundo comiquero.

Una historia de esas tan grandes como la vida misma, basada en un hecho real, lo cual siempre afianza el conjunto y que mezcla desventura con pasiones humanas a partes iguales. Si por encima le añadimos un dibujo celestial dispuesto para conquistar a nuestros ojos desde el primer vistazo y que sabe combinar la sensualidad con la funcionalidad narrativa, no es de extrañar que el público caiga rendido a sus pies.

La causante de todo este tinglado, Chloé Cruchaudet, quien supo trasladar al lenguaje gráfico los sucesos que llevaron a Paul Grappe a vivir durante diez años de su vida como una mujer para evitar ser condenado como desertor del ejército francés en la primera guerra mundial incapaz de aguantar los horrores vividos en el frente. Lo que en un primer momento fue una solución vital, pronto se convierte en un ritual de lo habitual al cual Paul Grappe sabe sacar el lado bueno, más aún si estamos hablando del París de los locos años veinte.

Una obra de esas que son una delicia para cualquier librero porque sugerir este cómic es un éxito seguro. Recomendado para todo tipo de lectores y totalmente merecedor de cualquier premio que le hayan dado o le puedan dar en el futuro.

[AMAZONPRODUCTS region=”es” asin=”8415850387″]