Portada Robin Wood Dago 1Lo que nos encontramos aquí es la historia del noble Cesar Rinzi, un joven Veneciano de buena familia que pasa los días disfrutando de su estatus sin que el mañana le importe mucho. Su padre es alguien bastante diferente, un noble querido y respetado en Venecia que descubre un malévolo plan en el que están involucrados algunos de los tipos más famosos e influyentes de la ciudad, ese descubrimiento lo pone en el punto de mira de éstos, quienes no dudan en matarle y en dirigir todas las pruebas de sus intrigas hacia él y su familia. Para asegurarse de que no hablen deben matarles a todos, cosa que así hacen excepto con su hijo Cesar a quien hieren de gravedad pero que aún vive, y es así, herido, como lo encuentra un barco de piratas turco donde es hecho esclavo y al que le dan un nuevo nombre… Dago.

La vida en ese barco no es fácil. Dago se sigue viendo a sí mismo como un noble veneciano y no acepta su nuevo rol de esclavo, eso le lleva a probar muchas veces el látigo y a estar muy cerca de que acaben con él, por suerte en ese barco se hace amigo de otro esclavo que lleva casi toda su vida en esa situación y que intenta explicarle como debe comportarse y los trucos para sobrevivir. Al principio Dago se resiste a aceptar esos consejos, pero al final los empieza a utilizar con buenos resultados. Dago y Selim (pues ese es el nombre del esclavo) irán siendo vendidos a varios amos, tiempo ese en el que ambos forjan una profunda relación de amistad y cariño al menos hasta que Selim muere. Tras esa pérdida Dago se promete a sí mismo que logrará escapar de esa vida infecta y vengarse de quienes le llevaron a ella, a los cuales conoce por una carta que su padre le dio antes de morir y que leyó antes de que le intentaran matar. En su cautiverio el látigo le fortalecerá el espíritu y los remos sus brazos, y Dago descubrirá que el honor se puede encontrar tanto en los esclavos como en algunos de sus “amos” y que es mejor utilizar la inteligencia y parecer un idiota que estar todo el tiempo demostrando su hostilidad, cosa esa que aunque divierte a sus amos también acaba por hartarles. Poco a poco Dago va aprendiendo las reglas del juego llegando a dominarlas plenamente, su mejor arma es su paciencia y su determinación, tarde o temprano será libre e irá a por los asesinos de su familia…

Bien, de mano diré que éste es, si no el mejor cómic que he leído en lo que va de año, si uno de los mejores, tanto a nivel de guión como de dibujo, me parece un trabajo magnífico. Robin Wood (del cual no había leído nada hasta el también excelente Drácula) se saca de la mano un personaje que enseguida engancha al lector, con el que es imposible no “solidarizarse” con ese niño pijo condenado a ser menos que un animal y que descubre en su interior una fuerza, una inteligencia y un empeño que jamás pensó poseer cuando era un noble. Wood nos enseña de una manera muy creíble la transformación que hace que el noble Cesar Renzi acabe convertido en el esclavo Dago, dos caras de una misma moneda.

En resumen, una historia y un personaje acojonante, pero es que encima tenemos el dibujo de Alberto Salinas, que es una verdadera gozada. De trazo limpio y claro, crea viñeta tras viñeta con una calidad alucinante. Desconocía el trabajo de éste y me parece una verdadera putada, hay un montón de dibujantes por ahí trabajando en editoriales más grandes y famosas que no le llegan a los zapatos… sin ninguna duda, esta obra es una pequeña joya que nadie en su sano juicio debería dejar pasar sin leer, como mínimo pasareis un buen rato, eso fijo!!

Lo mejor: todo!!!!!!!!
Lo peor: algunas pags parecen estar mal escaneadas.
Portada Robin Wood Dago 1Biblioteca Robin Wood: Dago núm. 01 – Traición y sangre
Edición original: Dago ARG
Guión: Robin Wood
Dibujo: Alberto Salinas
Color: Blanco y negro
ECC Ediciones (agosto 2012)
Formato: Libro rústica, 192 págs. blanco y negro.
Precio: 15,5 euros

Primera mitad del siglo XVI. El enfrentamiento entre el Imperio Otomano y los reinos cristianos ha convertido las aguas del Mediterráneo en un hervidero de intrigas. Víctima de una de ellas, el noble veneciano César Renzi lo ha perdido todo: su familia, su patria e incluso su nombre. Ahora es Dago el cautivo, y sirve a distintos amos en galeras, desiertos y estanques infestados de sanguijuelas. Sólo la sed de venganza le infunde la voluntad necesaria para seguir viviendo y ahogar en sangre a quienes le traicionaron.