Portada Videojuegos de David SánchezSorprende esta última obra del autor madrileño, sobre todo teniendo en cuenta sus anteriores trabajos. Dejando de lado su labor como portadista de la interesante editorial Errata Naturae o sus ilustraciones y diseños para camisetas, Sánchez ha realizado dos obras para Astiberri, de parecidas características: mismo formato, extensión, tono, etc. Con la primera de ellas, Tú me has matado, se hizo con el Premio Autor Revelación del Salón del Cómic de Barcelona 2011; llegando con No cambies nunca su consagración definitiva. Tras esta publicó La muerte en los ojos, con ¡Caramba!, pero todavía no la he leído, lo único que puedo hablar es de la forma en que se publicó: grapa y 24 páginas.

Porque es el formato lo primero que llama la atención cuando una se acerca a Videojuegos, primer título de una nueva colección titulada Leyendas Urbanas que cita a una serie de autores nacionales en torno a esas leyendas populares que nos acompañan a lo largo de la vida y que casi todo el mundo ha oído alguna que otra vez. Aunque mantiene las 64 páginas habituales, reduce el tamaño una barbaridad, mucho más que un libro de bolsillo tradicional. Por otro lado, conserva la tapa dura, la bonita edición y muchas de las características propias de su autor: su línea clara, su ambientación, el uso plano del color que inunda toda la página y se convierte en un elemento más en la narración; esos planos medios de sus personajes que miran directamente a los ojos del lector, el silencio y uno de sus toques más distintivos, esa incertidumbre, ese misterio que envuelve a toda la historia y la sensación de que algo se escapa, que se escurre por el rabillo del ojo sin darnos cuenta y que fuerza a la relectura casi inmediata.

Página Videojuegos de David Sánchez - 01Sin embargo, esta última característica, la que más aprecio en la obra del autor, es la que aquí queda en un segundo plano, lastrada por el formato de la historia. Tiene el mismo número de páginas para desarrollar sus tramas, pero se ve forzado a usar menos viñetas, cuatro como mucho, dos muy a menudo y alguna que otra viñeta única por página. Y eso se nota en el ritmo, de forma que el autor opta por narrar la historia de forma más clásica.

Pero el dibujo y el color son los de siempre y Sánchez se las arregla para ir colando aquí y allí diversos símbolos, como un Mickey Mouse o un Spiderman; o que todos sus personajes lleven gafas de diverso tipo, exceptuando a un secundario. La trama principal gira en torno a una máquina recreativa, el Polybius, inventada por los norteamericanos para variar y que introducía imágenes subliminales en las mentes de los incautos chavales que la usan. Al final de la historia Sánchez se las ingenia para meter misterio, asesinatos, alguna de esas secuencias duras de tragar que tanto le gustan y una curiosa pareja de agentes de algún tipo prácticamente idénticos.

Videojuegos inaugura de forma adecuada esta nueva apuesta de Astiberri por un nuevo formato y deja el listón a una altura nada desdeñable para los que han de publicar tras él. No se trata de la mejor obra del autor, es quizás la que tiene un argumento más normal y lineal, pero posee la mayoría de las características tan personales que Sánchez es capaz de aportar a sus cómics, de forma que gustará mucho a sus seguidores.

Portada Videojuegos de David SánchezVideojuegos
Guión y dibujos: David Sánchez
Astiberri Ediciones. Bilbao, 2013
Características: Color. Cartoné 64 páginas. 12 x 16 cm.
Precio: 10 euros