En Carne Viva es una novela gráfica que recopila los dos álbumes de que se compone L’Ecorché, una historia escrita por Frank Giroud y Florent Germaine ambientada en el París bohemio y revolucionario de entre siglos.

Un drama con transfondo histórico, y un relato de intriga familiar que aborda el tema de los secretos que se guardan creyendo preservarse así de males mayores. El guión del tandem francés se enclava en la honorable tradición del folletín decimonónico con un estilo que gustará a los seguidores de las novelas de Carlos Ruíz Zafón. En En Carne Viva, un pintor de origen incierto, torturado por su deformidad física y la sensibilidad de su espíritu, se verá envuelto en una red de mentiras en las que casi todos los personajes ocultan algo, y descubrirá que nada de lo que daba como la verdad de su mundo es cierto.

Pero si el relato en sí ya hace a este cómic altamente recomendable, es el grandioso dibujo del español Rubén Pellejero el que lo convierte en algo memorable. El autor de “El Vals del Gulag” es poseedor de un estilo efectivo y con la personalidad que distingue a los verdaderos originales de los meros artesanos. Pellejero está insuperable en esta emocionante historia sobre los sentimientos, y la dibuja de forma sensible y expresiva. El protagonista transmite todo lo que necesita decir con la mirada y la postura. Es aquí donde el artista da la verdadera medida de su arte, y no sólo en sus viñetas monumentales, sus espléndidos escenarios y su dominio de la puesta en escena. Un personaje principal que remite directamente a la interpretación de Conrad Veidt en El Hombre que Ríe. Añadan a esto un uso del color cálido, delicado y bien proyectado y tendrán uno de las cómics del 2010.

[AMAZONPRODUCTS region=”es” asin=”8492769416″]