En el 2008 la editorial Dibbuks sacó a la venta la ópera prima de Sam García “Bonjour Paris”, un joven diseñador gráfico de 29 años nacido en Gavá que ya había publicado en la revista Dibus (Norma Editorial) la serie “Opikú y Hill” con guión de David Ramirez con bastante buena calidad.

“Bonjour Paris” nos cuenta el viaje de una pareja, Raichel y Sam que, al poco de conocerse, deciden pasar un fin de semana juntos en París. A medio camino entre la autobiografía y la aventura imposible, Sam García ofrece un relato “de sierra” es decir, en el que los sentimientos de los personajes van en alza, decaen y vuelven a subir al final de la historia. Destaca especialmente toda la primera parte en el que profundiza en la relación de los protagonistas, el inicio de la relación, el conocerse, la anécdotas de un viaje a París, etc.. con un estilo muy personal: entre 5 o 7 viñetas por página, con un dibujo abocetado, nerviosos que se acelera o para cuando la escena lo requiere y que se simplifica en los recuerdos. A ello, se le une un uso inteligente del color en conjunción con las líneas cinéticas que dan énfasis o aportan relleno a la viñeta.

El relato crece según avanzamos por sus páginas pero decae al buscar un giro en la historia inesperado, como si moviera una pieza y no pudiera colocarla en ningún si poder volver atrás. Afortunadamente, esto es sólo al final. Para entonces, ya hemos disfrutado lo suficiente. Cómic interesante y muy recomendado.

[AMAZONPRODUCTS region=”es” asin=”8493593133″]