Portada Batman: Maldad eterna 3Tercer número que reúne los comics del mes de los villanos de Batman en “Maldad eterna” publicado por ECC, con los números de Batman: The Dark Knight #23.1, Batman #23.3 – #23.4 y Batman and Robin #23.4 USA. El número de Batman: The Dark Knight nos presenta el origen de la Ventrílocua, nuevo personaje de los New 52, una mujer llamada Shauna Belzer que desde su infancia mostraba poderes psíquicos, proyectados ahora en su muñeco Ferdie. En una Gotham desolada por el apagón y la gran tormenta, varios ciudadanos se reunen en el teatro Melodian, donde la Ventrilocua ha preparado una cena acompañada de su espectáculo, resultando ser una trampa para ellos y una banda de matones que son atraidos por las luces del teatro. Una historia cruda la que nos cuenta Gail Simone, con un buen dibujo de Derlis Santacruz.

El Pingüino es el protagonista del primer número de Batman, donde se narra su origen y la difícil adolescencia que pasó en el internado en el que conoció al gobernador Winston, con el que mantiene amistad. Pero Cobblepot continúa sus actividades en el casino Iceberg y planea con frialdad varios asesinatos. Todo esto nos lo cuenta Frank Tieri tras lo sucedido en la saga “Pingüino Emperador”, donde fue despojado de su fortuna. El dibujo de Christian Duce resulta lo suficientemente atractivo.

El segundo número de Batman nos muestra la historia de Bane desde su refugio en la isla caribeña de Santa Prisca, en la que recuerda su nacimiento en la prisión de Peña Dura, y en la actualidad reclutando un ejército para conquistar la ciudad de Gotham. El guión de Peter Tomasi nos presenta a un cruel Bane, cuya dosis de Veneno le hace invulnerable, casi sin variación con el origen clásico del personaje. El dibujo corre a cargo de Graham Nolan, que fue uno de los creadores de Bane durante la saga “Knightfall”, aunque ahora echemos de menos el entintado de Scott Hanna.

Por último se revisa el origen de Killer Croc, un niño que fue repudiado por sus amigos al sufrir una enfermedad que le recubría su piel con escamas de reptil, convirtiéndose en un ladrón al pasar los años. Ahora ha creado un imperio en el submundo de Gotham, donde los marginados de la ciudad le siguen como a un rey, mezclándose con una trama de policías corruptos. Tim Seely hace que sintamos afinidad por el personaje de Croc, mientras que Francis Portela hace un trabajo magnífico a los lápices, con el acertado color de Tomeu Morey.

[AMAZONPRODUCTS region=”es” asin=”8416070695″]