Portada Batman: Maldad eterna 2Se publica la segunda entrega de los números protagonizados por los villanos del Hombre Murciélago en la saga “Maldad eterna”, que ECC ha reunido en este tomo con los Batman #23.1, Batman: The Dark Knight #23.3, Batman and Robin #23.2, Detective Comics #23.4 y Batman: The Dark Knight Annual #1. El primer número está protagonizado por el Joker en los comienzos de su carrera delictiva, y el cariño que le une a su mascota Jackanapes, mientras aparecen retazos de su infancia en la que sufrió malos tratos por parte de su tía Eunice. El guión corre a cargo de Andy Kubert, que no es una maravilla pero se deja leer, mientras que Andy Clarke se halla en la parte gráfica, con un dibujo limpio en contraste con otro más oscuro en las escenas de la infancia.

Clayface es el protagonista de la segunda historia, intentando que la Sociedad Secreta lo reclute y haciendo méritos para lograr un puesto, mientras vemos algunas escenas de su pasado como el actor Basil Karlo. John Layman nos presenta el carácter de perdedor de Karlo, con cierto tono humorístico, mientras que Cliff Richards realiza un buen trabajo a los lápices.

La tercera historia se centra en el Tribunal de los Búhos, explorando su pasado a través de los siglos, desde su creación en 1862 hasta nuestros días. Un miembro del Tribunal va mostrando a su hija los oscuros pasadizos que les llevarán hasta el lugar donde se halla la Primera Garra, mientras en las calles de Gotham reina la anarquía sin los héroes. El guión de James Tynion IV maneja con soltura esta oscura historia, ya acostumbrado a trabajar con estos personajes del Tribunal de los Búhos, con el también oscuro dibujo de Jorge Lucas, apropiado para la ocasión.

En cuanto a Man-Bat, el cuarto número de este tomo lo protagoniza el alter ego del doctor Kirk Langstrom, cuando al faltar el Hombre Murciélago en Gotham decide ser el protector de la ciudad. Para ello reformará su fórmula convirtiéndose en un ser mucho más violento de lo habitual, poniendo a la Policía en su contra. Frank Tieri narra la historia desde el punto de vista de Langstrom, tomando apuntes en su diario de trabajo. El trabajo de Scot Eaton a los lápices se muestra relevante, en especial con la poderosa figura de Man-Bat.

Para finalizar, el Espantapájaros, el Pingüino y el Sombrerero Loco son reunidos la noche de Halloween en Arkham por alguien que les ha citado en el lugar, creyendo que cada uno de ellos ha sido el responsable de la reunión. Pero saldrán a la luz sus temores y la sospecha que Batman ha organizado el encuentro para aterrorizarlos. Gregg Hurwitz toma prestadas ideas de films con casas encantadas para desarrollar la trama en una atmósfera terrorífica, con algunos ingeniosos diálogos. El arte de Szymon Kudranski añade la sensación de oscuridad adecuada a la historia, en un trabajo fantástico.

[AMAZONPRODUCTS region=”es” asin=”8416070393″]