Portada Batman: Renacimiento 9Después de terminada la saga “Yo soy suicida” comienza “Yo soy Bane” en Batman nº 64 publicado por ECC en nuestro país, con los Batman #16-17 USA. Tras el epílogo de “Yo soy suicida” del número anterior con Batman y Catwoman, Bane se dirige a Gotham para rescatar al Psicopirata ya que es el único que puede paliar su dolor sin el Veneno. En Arkham, Batman descubre a uno de los hombres de Bane infiltrado en la institución, por lo que pide a los Robin (Dick, Jason y Damian) que abandonen Gotham durante cinco dias, los que necesita para recuperar a Gotham Girl de los efectos de la máscara del Psicopirata. Como es normal, los Robin no hacen caso a Bruce y sucede un incidente por el que Batman los conduce a la Fortaleza de la Soledad de Superman para que éste los vigile mientras se ocupa de Claire. El Tigre de Bronce es atacado por un desconocido en un motel, dejándolo malherido. De regreso a Gotham, Batman introduce disfrazados a Claire y Alfred en Arkham para que el Psicopirata devuelva la cordura a Gotham Girl, durante los cuatro dias que necesita de terapia. Batman vigila en el exterior de Arkham mientras Selina tiene un encuentro con el villano llamado Bird, quien posteriormente junto a Trogg ataca a Gordon y Duke, al tiempo que Bane llega a Gotham en una sorprendente página final.

El trabajo de Tom King tiene altibajos ya que puede ofrecer un número en el que apenas suceden cosas y el siguiente es un torrente de acción y acontecimientos, aunque se deje asuntos sin una explicación clara como el tema de los tres Robin. Por otra parte, recupera villanos de “La caída del Murciélago” como Bird y Trogg (aparecieron en la edición de Zinco), de los que hacía tiempo no sabíamos de su existencia. Incluso se permite dejar referencias como el motel Fox (por Gardner Fox), el pabellón Morrison (por Grant Morrison), la torre McKean (por Dave McKean) y el callejón Nolan (por Graham Nolan) por todo el ejemplar. David Finch ofrece su dibujo rotundo, más suavizadas las líneas cuando lo entinta Danny Miki, luciéndose en una doble página en la que Batman aparece sobre el tejado de Arkham. El color de Jordie Bellaire es de tonos oscuros pero perfectamente visibles las páginas.