Isaac el pirata 4. La capital, de Christophe Blain

isaac-el-pirata4En el volumen anterior ya hubo un giro trascendental en la vida de nuestro protagonista. Giro que vemos totalmente desarrollado durante éste cuarto tomo.

isaac-el-pirata4_01Si bien hasta entonces teníamos a un ingenuo y bienintencionado pintor que había sido arrastrado hacia un destino que él no había elegido y se amoldaba a él como podía sin perder prácticamente un ápice de su inocencia, a partir de aquí vemos a un Isaac bastante diferente, casi irreconocible. Ha cambiado su inocencia por malhumor, indiferencia y una sensación de estar de vuelta de todo por haber vivido demasiado en muy poco tiempo.

En el presente álbum vemos su regreso a París, la visita a familiares y amigos antiguos, ciertas habilidades que no sabemos de dónde ha sacado, conocemos la historia de su compañero Jacques, algo del submundo delictivo y los bajos fondos parisinos y, por supuesto, la búsqueda de Alice.

Una vez más hay que resaltar los recursos narrativos utilizados por el autor que potencian en muchas ocasiones las sensaciones que experimentan los personajes. Como en cierta secuencia de secuestro en la que, aunque veamos todo desde un plano externo, los secuestradores sólo aparecen de cintura para abajo y todos en color negro de manera que nosotros tampoco somos capaces de ver y saber qué ocurre en ése momento.

Poco queda ya de piratería en la serie y en el personaje principal, aparte de en el título de la misma. En su lugar tenemos una historia de aventuras clásica, bastante alejada del mar y toda su parafernalia. Pero no por ello la serie baja en su interés.

Sorprendente cambio, aunque no desagradable. Ahora falta ver qué nos depara el siguiente y último tomo.

[AMAZONPRODUCTS region=»es» asin=»8498145422″]