Hellboy: El Hombre Retorcido, de Mike Mignola y Richard Corben

Portada Hellboy: El hombre retorcidoNo conozco apenas nada de Hellboy, no es un personaje que me haya interesado nunca mucho. Y aunque reconozco los méritos del descoyuntado dibujo cubista de Mike Mignola, tampoco situaría a este autor entre mi top 10. Sin embargo, en este episodio, El Hombre Retorcido, es Richard Corben, uno de los mayores genios indiscutibles del arte contemporáneo, quien se encuentra al frente de los pinceles por segunda vez para ilustrar la totalidad del cómic. Y ya podría encargarse el artista de Kansas de poner en imágenes la tabla de multiplicar, que allí estaría yo para aplaudirlo.

Tras realizar Makoma en 2006, el trazo de Corben vuelve a brillar con su peculiar estilo en una siniestra historia de brujería ambientada entre rednecks de la América profunda. Mignola desarrolla un relato interesante que se sale de los cánones del género y depara unas cuantas sorpresas y no pocos aciertos. Un tipo de comic excelente en pequeñas dosis como esta, cuyo triunfo en la ocasión que nos ocupa no es en absoluto ajeno al poderío del dibujo del gran Richard Corben. Con todo, un cuento de puro American Gothic no exento de un peculiar sentido del humor, y una lectura atractiva aún desconociendo el mundo de Hellboy.

Lo más curioso de todo es el claro mensaje pro-cristiano que subyace en El Hombre Retorcido, y que muchos que lo denunciarían por rancio en otros contextos, aquí lo van a dejar pasar de rositas. Todo eso y mucho más porque, además, esto es un Corben.

[AMAZONPRODUCTS region=»es» asin=»8467903740″]