Crónica de Expocómic 2010 (II)

Proseguimos con el resumen de Expocomic 2010, que según informan desde la organización ha visto su objetivo cumplido. Unas 29.000 personas han asistido este año al evento que tuvo lugar en el Palacio de Cristal, a pesar de la crisis han aumentado su número en un cuatro por ciento. Las palabras de agradecimiento de su director, Emilio Gonzalo, muestran su satisfacción: «No puedo más que agradecer a expositores, profesionales, compañeros y, por supuesto, a los incondicionales del tebeo, motor impulsor de nuestro esfuerzo, la respuesta que han dado a esta nueva convocatoria». Podemos dar fé de ello, ya que el sábado era imposible a ciertas horas andar por los pasillos del pabellón entre cosplayers (mucho manga y pocos superhéroes) y público en general, por lo que aprovechamos para visitar la sala de exposiciones.

Allí encontramos en primer lugar los originales de «Arturo«, la obra de Jose Maria Martín Saurí, donde nos cuenta su versión del mito. Unas espléndidas imágenes de las cuales podeis ver una muestra sobre estas líneas.

También Alfonso Zapico colgó originales de su novela gráfica «Café Budapest«, que trata de un violinista judío que se ve obligado por temas laborales a emigrar a Jerusalén, teniendo como fondo histórico la creación del estado de Israel.

La parte final de la exposición tenia como protagonistas a Emilio y Carlos Freixas, maestros de la ilustración y padre e hijo respectivamente. Algunos de los numerosos originales de Carlos Freixas pertenecían a la serie «Pistol Jim», un tebeo del Oeste realizado en 1944.

Unas portadas de la mencionada «Pistol Jim«.

De Emilio Freixas podéis ver esta portada de «El Capitán Misterio«.

Una página de «La gran hazaña de Primo Villa» por Emilio Freixas.

Al salir de la exposición pasamos por el stand de originales ante los que estuvimos babeando con páginas de Esteban Maroto, Vicente Alcázar, David López, Pere Pérez, Pascual Ferry, Carlos Pacheco, Victor Santos, Agustín Padilla o Frank Quitely entre otros. Encontramos en el stand de Aleta a Joseba Basalo, Jordi Bayarri y Jesús Huguet, saludamos a Paco Roca (con el que coincidimos en el tren de vuelta a Valencia) y Borja Crespo que estaban conversando en uno de los pasillos, además de tener una breve charla con Vicente «Dolmen» García. También encontramos a Roger Bonet, que presentó su «Cazador de gonzos» en la sala de prensa, convertido en el «rey de la comedia» con un divertido monólogo.

Después nos encaminamos hacia el stand de Dolmen donde Victor Santos (en la foto junto a Enrique Vegas) se encontraba firmando ejemplares de sus comics, y nos dibujó a su «Black Kaiser«.

A pesar de los cambios de última hora, casi todas las actividades transcurrieron con normalidad. La tarde anterior Carlos Pacheco apareció de forma fugaz para realizar una breve sesión de firmas, ya que estaba en Madrid participando en un encuentro en el Museo ABC sacó un poco de tiempo para acercarse a Expocomic, gesto que le honra. Carlos Giménez tampoco pudo acudir a su cita en la sesión de firmas, sustituido por Luis Royo que se ofreció amablemente, aunque fue de los primeros en marcharse debido a que mucha gente no se dio cuenta del cambio. Imprevistos de última hora ante los que la organización poco puede hacer.