new-york-comic

“Construyendo el mundo del futuro”, este fue el lema de la Exposición Universal celebrada en Nueva York en 1939, y que contó con una edición posterior un año después. Durante el tiempo que permaneció abierta se convirtió en un lugar privilegiado donde conocer los avances tecnológicos y sociales del momento y un ejemplo de lo que podría aportarnos el futuro más inmediato. Los empresarios y científicos se volcaron en esta cita obligada para políticos e investigadores, aunque tampoco faltaron los millones de visitantes que disfrutaron de sus futuristas instalaciones.

Y no sólo se buscó el apoyo dentro del mundo “real” sino que las viñetas protagonizadas por los superhéroes del momento también contribuían al conocimiento de esta feria a nivel mundial. Tanto fue así que se lanzaron una serie de cómics con el título New York World’s Fair Comics en la que el mismísimo Superman sobrevolaba las instalaciones del evento, donde sobresalían construcciones propias de otro mundo como la Trylon y el Perisphere. En su primera aventura en la feria, Lois y Clark acuden como reporteros a cubrir la feria, pero la periodista es secuestrada por un criminal lo que obliga a actuar a Superman y acudir a su rescate. Una vez sanos y salvos, presentan el artículo sobre la feria al periódico.

Ya en la segunda de sus aventuras (New York´s Worlds Fair Comics #2) se produce un encuentro mítico: Superman aparece por primera vez en un cómic junto a Batman, lo que supone un antes y un después en la relación de ambos icónicos personajes. Eso sí, será un encuentro sólo en la portada, ya que en el interior la historia nos lleva de nuevo a una aventura donde Lois y Clark se enfrentan a un ladrón de diamantes que quiere robar en la mismísima feria, algo que nuestros amigos consiguen evitar.

Tanto el New York´s Worlds Fair Comics #2 como el New York´s Worlds Fair Comics #2 son hoy considerados dos títulos de culto dentro del mundo del cómic.