Spiderman siempre ha sido considerado como uno de los superhérores mas cercanos a la realidad, sufría los problemas de los adolescentes y su vida está repleta de dudas e indecisiones. Esta peculiaridad le permitió identificarse con millones de americanos que seguían número tras número sus vivencias. Y como persona “normal” que era había una chica muy especial para él, con la que pretendía casarse, así que Marvel decidió celebrar las nupcias comiqueras allá por el año 1987 (Amazing Spider-Man Annual #21) momento en el que Mary Jane y el joven Peter Paker se dieron el “sí quiero”, no sin antes de que nuestro superhéroe favorito se llevase un par calabazas por parte de la pelirroja, quien se lo hizo pasar bastante mal al pobre trepamuros.

Para tan magno acontecimiento Marvel no escatimó en esfuerzos y lanzó el número de la boda con dos portadas (una con Spiderman y otra con Peter Parker, en ambas con Mary Jane de novia). Pero eso no es todo, la editorial simuló la boda de ambos personajes en el New York City’s Shea Stadium, famoso por acoger al equipo de Béisbol New York Mets y sede de uno de los conciertos más recordados de los Beatles. Más de 50.000 fans y varios héroes y villanos de Marvel se convirtieron en testigos exclusivos de la boda entre Spiderman y Mary Jane. La espectacular novia llevó un vestido ideado por el prestigioso diseñador afroamericano Willi Smith, la prensa del momento se ocupó de informar del acto en sus secciones de “prensa rosa” (incluso el New York Times le dedicó un artículo) y los invitados recibieron una máscara/cookie de Spiderman en forma de corazón (un poco hortera esto último la verdad).

Articulo Times Spiderman

Spiderman Wedding Pin

La razón de por qué se eligió este año para la boda está sujeta a varias especulaciones, en aquellos años Stan Lee publicaba las historias de Spiderman en prensa, donde los lectores eran adultos. En una convención el editor jefe Jim Shooter dejó decidir a los aficionados si querían que Spiderman pasase por el altar a lo que estos respondieron en masa que les encantaría. David Michelinie fue el encargado del guión, supervisado por Shooter pero parece que el guionista no quedó conforme con el resultado final. Pero quien no quedaría nada contento sería Joe Quesada, que 20 años después decidió divorciar al trepamuros en su saga “One More Day”, Parker de nuevo volvía a la soltería.

Muy diferente la época de los 80, con un eje Reagan/Thatcher defensores a ultranza del concepto más tradicional de familia, y los primeros años del siglo XXI donde son más cuestionados dichos valores.

En cualquier caso la boda fue todo un acontecimiento, y como recogen los documentos audiovisuales de la época, nuestro Stan Lee se lo pasó en grande como maestro de ceremonias: