Hace unos días hablamos los diferentes homenajes que hacen los autores a otras series o personajes, como el caso de Tintín o de Los Cazafantasmas.

En el número 341 de la serie de Thor de Walter Simonson encontramos una interesante anécdota. Nick Furia echa una mano a Thor para crearle una nueva identidad pero tiene el inconveniente de la imponente presencia física de éste. Eligen, por tanto, una solución familiar: pasar desapercibido con sólo ponerse unas gafas al estilo Clark Kent,… con la casualidad de que éste se encuentra al otro lado de la puerta. Un guiño en toda regla al personaje de Superman.

Thor-Simonson-Superman-1

Thor-Simonson-Superman-2