The Last Resort
Guión: Jimmy Palmiotti, Justin Gray
Dibujo: Giancarlo Caracuzzo
Editorial: IDW

Están de moda los zombies en sus múltiples variedades. Muertos vivientes como en The Walking Dead, criaturas enloquecidas como en The Crazies, perturbados diabólicos como en Crossed. Se suben al carro Jimmy Palmiotti y Justin Gray, guionistas de Jonah Hex y Power Girl, para escribir The Last Resort, un comic tremendo en todas sus acepciones. En sus primeros compases, un extraño naufrago llega a una playa turística saturada de veraneantes. Cuando la socorrista intenta hacerle el boca a boca, el naufrago le devora la cara. Poco después, como en las típicas películas de catástrofes, un variopinto grupo de personajes se desplazan hasta allí de vacaciones. Se muestra el background de cada uno. Quiénes son, de dónde vienen y qué han ido a hacer allí. Y cuando se les coge cariño, se va acabando con ellos uno detrás de otro. Tras un aterrizaje forzoso en mitad de una tormenta, se desata el caos.

Las divertidas portadas pop de Darwyn Cooke dan paso al trabajo de Giancarlo Caruzzo, un agradable descubrimiento. Su estilo, con un dibujo y colorido magníficos, tiene un toque que recuerda al ultimísimo Hermann Huppen, y para variar en esta época de coloreados informáticos, su (buen) uso de la acuarela es refrescante. La historia que cuenta The Last Resort es un entretenimiento sencillo, bien hecho y sin complicaciones sobre las consecuencias de un oscuro experimento militar que se va de las manos. Lo que pretendía hacer que los soldados se convirtieran en máquinas de matar acaba creando zombies sedientos de sangre. No le pidan más. Un comic salvaje con situaciones disparatadas, sangre a raudales y convenientes dosis de sexo. Si les va el sentido del humor bestia, las tripas y las chicas en bikini, en ningún otro sitio los van a encontrar en mayor cantidad ni con mejor calidad.