Locke & Key: Bienvenidos a LovecraftLocke & Key Nº 01: Bienvenidos a Lovecraft
Edición original: Locke & Key: Welcome to Lovecraft Núms. 1 a 6 USA
Guión: Joe Hill
Dibujo: Gabriel Rodríguez
Color: Jay Fotos
Editorial Panini
Formato: Libro rústica, 168 págs., color.
Precio: 14,95 euros

Hace unas semanas, durante uno de esos sábados en los que acompaño al Sr Grifter por las tiendas de comics de Madrid, me quedé sorprendido al ver un comic cuyo guionista era Joe Hill. Para los que no lo sepan Joe Hill es el hijo de Stephen King (este no hace falta presentarlo, ¿no?), y como el padre, se ha metido de lleno en el mundo de escribir novelas de terror. Quizás se haya beneficiado de ser el hijo de quién es (aunque si no se investiga uno no lo sabe, ya que no comparte apellido), pero lo cierto es que su primera novela, El Traje del Muerto, ha sido un pelotazo y personalmente me gustó bastante cuando la leí. Tiene otra novela que publicó el año pasado y algún libro de relatos cortos que en cuanto pueda me haré con ellos.

Es por ello, que al ver que era el guionista del comic book Locke & Key: Bienvenidos a Lovecraft no dudé un solo instante en pillármelo, intuyendo que seguramente su argumento giraría alrededor del terror.

Lo primero que llama la atención del título es la palabra Lovecraft. Esto puede llegar a crear confusiones ya que con ese título uno puede pensar que el comic se basa en el mundo o monstruos creados por el autor de mismo nombre, claro referente para los amantes del terror. Pues no, Lovecraft será la ciudad donde se suceden los acontecimientos que se nos cuentan, así que no caigáis en la trampa como me pasó a mi.

Locke & Key nos pondrá en el pellejo de la familia Locke, la cual sufre una tragedia de enormes proporciones. Da la sensación, leyendo el primer tomo (correspondiente a los seis primeros números USA), de que el peso del guión recaerá sobre los tres niños de la familia. Durante la instancia de fin de semana en una casa de campo, la familia al completo es atacada por un perturbado llamado Sam Lesser. Durante el ataque, el padre de Locke es asesinado a sangre fría, lo que provocará que toda la familia emigre a la casa donde se crió el padre con el propósito de cambiar de ambiente y olvidar todo lo ocurrido. La casa donde vivió el padre durante la infancia se hace llamar “La Casa de las Llaves“, una mansión en una pequeña población de Nueva Inglaterra, denominada Lovecraft. Lo que supone una huida a un lugar placentero y tranquilo se complicará muy pronto debido a los sucesos paranormales que ocurren en esa casa y a las maquinaciones que hará Sam, encerrado en un correccional, para llevar a cabo sus pretensiones.

Lo cierto es que Joe Hill acierta, en mi opinión, de una manera sobresaliente en la mezcla asesino perturbado y sucesos paranormales. La tragedia se nos presenta de una manera inmediata al comenzar la lectura y durante el tomo se nos irán presentando los personajes protagonistas mediante recuerdos a hechos antes del desafortunado incidente. Los hechos afectarán psicológicamente a cada uno de los afectados, por lo que supongo que en un futuro esto desencadenará en sucesos interesantes. Además, el dibujo del chileno Gabriel Rodriguez nos acerca de una manera muy vistosa a la historia, con su detallado aunque caricaturesco dibujo. El dibujante ha sabido reflejar de una manera muy acertada la cara de terror de la familia que sufre los incidentes, así como la cara imperturbable del asesino que les acosa.

En mi opinión, Joe Hill se avista como uno de los mejores guionistas de novelas de terror en el futuro, y no sería de extrañar verle metiendo mano en alguna serie o película. Si os gustan los libros de misterio con toques sobrenaturales no podéis dejar pasar este comic book, ya que refleja de muy buenas formas lo que se contaría en una novela, pero plasmado con dibujos. Deseando estoy de hacerme con los siguientes tomos. Por cierto, leyendo por ahí he visto que la Fox está preparando un piloto para una serie de televisión basada en esta obra. A ver qué tal les sale, esperemos que no la destrocen como hicieron en su día con The Walking Dead.