Down, de Warren EllisDown (Col. Noir Nº 27)
Edición original: Down Nº 1 a 6 USA
Guión: Warren Ellis
Dibujo: Tony Harris, Cully Hamner
Tinta: Ray Snyder, Dexter Vines, Cully Hamner
Color: J.D. Mettler
Norma Editorial. Fecha de edición: mayo de 2007.
Formato: Libro rústica, 96 págs. Precio: 10 euros

Ciertamente el 2007 debió de ser un año en el que debí de padecer alzheimer o algo muy por el estilo, pues últimamente revisando mi comicteca me estoy encontrando con tomos que entraron en mi casa por aquel entonces y a estas alturas estaban ahí muertos de risa y sin leer (tal y como comenté hace unos días al hablar de Obergeist Ragnarok). Este al que dedico hoy mi reseña fue publicado por Norma editorial allá por mayo de aquel mencionado año, así que 4 añazos después de su compra por fin lo he degustado (anda que…).

Sin duda alguna, lo que más llama la atención a primera vista es ver el nombre de Warren Ellis en la portada, pues bien es cierto que es el responsable de magníficos y geniales cómics tales como Authority, Transmetropolitan o Iron man: Extremis. Sé que con esto que voy a decir me expongo a mofa, afrenta y escarnio público, pero aprovecho la ocasión que se me brinda para cantar a los cuatro vientos que su aclamada Planetary me resultó un poco pufo (pero bueno, para gustos los colores, joe).

Down, de Warren EllisDown es una miniserie de 4 números que Ellis hizo para la editorial Image comics allá por el año 2005 (recogida en este bonito tomo), en el que nos ponemos en el pellejo de Deanna Ransome, una tipa dura y de armas tomar que está considerada como la mejor agente de policía de toda la ciudad. Desde los instantes iniciales del cómic nos va a quedar bastante clarito que esta muchacha tiene unos modos bastante rudos y que se las gasta con muy malas pulgas a la hora de despachar a todo tipo de delincuentes (en lo que tiene mucho que ver cierto trauma que tuvo de jovencita).

El meollo de la historia vendrá a raíz del hecho por el cual nuestra protagonista se tendrá que infiltrar en una banda de narcos para acabar a su vez con otro agente infiltrado que se corrompió en una misión parecida (un tal Nick River, sí como el de Top Secret). De esta forma, Deanna tendrá que hacer méritos para llamar la atención de uno de los peces gordos de esa organización (un tal Paul Sorrell, mano derecha de Nick River), con el fin de poder entrar en esa “mafia” y poder desarticular todos sus negocietes desde dentro (y ya de paso acabar con ese traidor vendido de Nick).

Con este argumento, Warren Ellis nos mete de lleno en una historia policiaca que verdaderamente empieza bastante bien con unas buenas escenas de acción para lucimiento de la protagonista, y con las que nos queda claro que a esta tipa no hay quien la tosa y que tiene más huevos que muchos de sus compañeros. Sin embargo, poco a poco ese buen comienzo se va diluyendo, dando lugar a una historia un poco de relleno que decae por momentos, hasta llegar a un final que nifú-nifá. Vamos que si queréis leer una buena historia de “topos”, infiltrados y agentes dobles id de cabeza a leer Sleeper (si es que aún queda algún insensato que no lo ha hecho a estas alturas).