Batman, aventura en España

Batman, aventura en EspañaMuchos años antes de que apareciera «Batman: Barcelona, el caballero del dragón«, el Hombre Murciélago ya habia visitado España. Si hace poco Red Robin también visitó nuestro país (pasó por Madrid y Toledo), Batman estuvo en España en la década de los 80.

En el número 320 de «Batman» (febrero de 1980), en una aventura titulada «La maldición del Inquisidor» (publicado por Bruguera en el nº 18 de la colección «Batman«), Bruce Wayne se ocupó de resolver un misterio que sucedía en territorio español. Una carta llega al despacho de Sigerson, tapadera de Wayne para que corresponsales de todo el mundo le envíen nuevas historias de crímenes. En la carta describe dos asesinatos ocurridos en España, dos sacerdotes muertos en extrañas circunstancias.

Batman se dispone a resolver el caso y viaja hasta una localidad española que no se especifica, solo sabemos que es «un pueblo al pie de las montañas«. Allí descubre que dos sacerdotes están discutiendo, el padre Ramírez y el padre Pinto, por lo que los sigue y tiene un encontronazo con dos tipos que resultan ser de la Policía, el teniente Sánchez y su compañero. Le piden que no se entrometa en los asuntos de la investigación, pero Batman hace caso omiso y se dirige a una ermita abandonada, donde le espera el «Inquisidor», un personaje vestido con un traje rojo con capucha al estilo de la Inquisición del siglo XVI, junto a su ayudante Gorko, un ser deforme armado con una ballesta. Le tiende a Batman una trampa en un pozo de la que escapa y descubre quien se oculta tras la capucha del «Inquisidor».

El guión es de Dennis O´Neil, y los dibujos de Irv Novick y Bob Brown, con una portada de Bernie Wrightson en la que se hace referencia a la aventura de Batman en España en los textos.