No es muy conocido éste autor. Pero por su aire retro, y cierto parecido a Francesco Francavilla, siempre me ha caído en gracia. Además de que en “bitono” en una maravilla.