• Crónica Salón del Manga de Barcelona 2018: deporte, moda y mucho anime

La última edición del Salón del Manga de Barcelona cierra su 24ª edición con más de 150.000 visitantes en sus cuatro días de duración. Un año más, recorremos los mejores momentos y os los contamos con todo lujo de detalles.

Este año, el anime deportivo se presentaba como el favorito entre los aficionados al género y es que Haikyu! con sus tres temporadas y una cuarta en camino, ha llegado pegando fuerte. Cuenta de ello era el considerable espacio que este año se ha dejado para practicar deportes en la feria. Cancha de baloncesto, de fútbol, mesas de ping pong y cómo no, un campo de vóleibol para que los asistentes pudieran practicar sus bloqueos y saques. A esta novedad se le suman las tradicionales muestras de artes marciales japonesas como el Judo, el Kárate o el Jiu Jitsu.

Los momentos más esperados para los asistentes, sin duda, el momento de ver y conseguir la firma de los autores invitados. Este año se han pasado por la feria las autoras Akira Himekawa, conocidas por adaptar los videojuegos de la saga The Legend of Zelda; uno de los animadores más clásicos de Dragon Ball, Masaki Satô; la dibujante Paru Itagaki, presentando su éxito Beastars; Daisuke Hagiwara, autora de Horimiya y Nen Ne No Ne; Eiki Eiki y Taishi Zaou, autoras de Love Stage!; o Nagabe, presentando su recién estrenada obra La pequeña forastera. Ellos son solo una muestra de todos los invitados, japoneses y nacionales, que han podido encontrarse con su público y presentar sus trabajos.

Como muestra del extenso mercado del manga, la exposición Lenguaje, Objetos y Bestias ha salido por primera vez de Japón para el disfrute de los asistentes al Salón del Manga. Una recopilación de más de 130 obras originales, tanto en manga como en vídeo, donde se han podido ver Blacksad o el corto Golden Time.

El mundo del Cosplay tiene un espacio muy importante en el Salón, el escenario principal de la Plaza Universo de la Fira. Por allí se han visto a los concursantes españoles de las competiciones internacionales European Cosplay Gathering, el World Cosplay Summit y la Clara Cow’s Cosplay Cup. Cada vez son más los asistentes que eligen vestir de su personaje favorito y el nivel de los trajes es cada vez mayor, llevando algunos meses de trabajo.

La cultura japonesa, más allá del manga y el anime, ha estado representada como cada año en una serie de charlas y talleres impartidas por varias asociaciones y entidades. Origami, juegos de mesa, escritura, kimonos y cocina japonesa… pero este año, además la música y la moda han tenido mucha presencia. El icono de Harajuku, Junnyan, ha estado presente esta edición con su peculiar forma de vestir y ver la moda. Y en los diferentes escenarios del recinto se ha podido disfrutar de las coreografías con la ex-idol Emika Kamieda, la cantante Nana Kitade celebrando sus 15 años de carrera o el cantautor Takashi Hatsushiba, acompañado por el percusionista Kazuhiro Kobayashi.

Nintendo ha asistido una vez más como patrocinador oficial del Salón del Manga con un catálogo exclusivamente dedicado a la consola Nintendo Switch. Largas colas se formaban desde primeras horas de la mañana para probar los juegos más esperados como Super Smash Bros. Ultimate, Pokémon: Let’s Go, Pikachu! y Pokémon: Let’s Go, Eevee! o New Super Mario Bros. U Deluxe. Además de sus franquicias estrella, se podían probar My Hero One’s Justice, Diablo III, Nintendo Labo o juegos indies, que este año contaban con un pequeño hueco para mostrar las novedades que llegaban a la consola.

Esta edición se completa con el espacio cada vez más prominente dirigido a los más pequeños, Manga Kids, y protagonizado en esta ocasión por Doraemon. Y por supuesto, las proyecciones de novedades en el auditorio como Quiero comerme tu páncreas o la ronda de compras en los stands de venta de merchandising, mangas y películas. Entre muchos otros artículos, se podían encontrar novedades como las figuras de My Hero Academia, la reedición de Love Hina o la venta en exclusiva de la edición en Blu-Ray de El Viaje de Chihiro.

Un año más, pequeños y grandes se han acercado un poco más al mundo japonés a través de la cultura en sus diferentes vertientes. Cada vez más es habitual ver un rango de edad más amplio entre los asistentes, convirtiéndose en un evento para toda la familia. El año que viene, el Salón del Manga cumplirá su 25º aniversario y ya esperamos con ganas lo que Ficomic nos preparará para el próximo año.