Si visitamos la web del Campamento No-Be-Bo-Sco (Nueva Jersey) nos encontraremos con un idílico paraje que desde el año 1927 ha sido reservado para las actividades de miles de Boy Scouts. Allí se puede disfrutar de actividades como el senderismo mientras se contempla el montañoso y espectacular paisaje.

Sin embargo tan atractivo escenario fue el lugar elegido para el rodaje de una película donde precisamente quienes acampaban no lo iban a pasar esepcialmente bien. Estamos hablando de Viernes 13, la película de terror estrenada en 1980 que narraba las “peripecias” de un asesino que aterrorizaba a los jóvenes de un campamento de verano. Su excusa fue un despiste que se cometió años atrás con uno de los jóvenes del campamento, y que supuso una eterna venganza repleta de muertes sangrientas. Films anteriores como Halloween inauguraron el llamado género del slasher, que tan bien imitó Viernes 13. Ambas películas se convertirían en franquicias de culto de género de terror, que incluso han llegado a protagonizar crossover con otras sagas.

Si tenéis la oportunidad de visitar NoBeBoSco ojito con no cumplir las reglas, igual os encontráis a alguien con una máscara de hockey. Si es así no dudéis en correr y correr.