xdoor

Los amantes de los casos que el gran Arthur Connan Doyle nos contaba a través de mítico Sherlock Holmes tienen una cita obligada en Madrid, más concretamente en X-Door, uno de los juegos de resolución de enigmas y escapismo más interesantes de la capital. Situado en plena Gran Vía madrileña, pocos nos podíamos imaginar que tras las puertas de una típica casa antigua del caso histórico de Madrid nos encontraríamos con un escenario digno de una película de espías donde, con un grupo de amigos, se nos encomienda una misión: salir de una habitación repleta de secretos antes de una hora. Y más vale que nos demos prisa, porque además de escuchar el sonido atronador que nos puede machacar recordando nuestro fracaso, tendremos que vérnoslas con amigos que no dudarán en mostrar esa cara de satifacción restregándonos que ellos, mucho más listos, sí lo hicieron.

X-Door es un juego que sigue las normas más clásicas que rigen el reto del escapimo, nada más acceder a una sala previa se nos explicará en el objetivo del juego, que no es otro que acceder a una habitación perfectamente ambientada para la ocasión y salir de ella en el menor tiempo posible. Una vez abramos la puerta el reloj comenzará a correr, y nos tendremos que poner a trabajar enseguida, sin perder un minuto, ya que en este tipo de juegos unos segundos pueden darnos la victoria. Dentro de la habitación los enigmas a superar son numerosos, y de lo más variado, y eso es precisamente lo divertido. Lo normal es que cada una de las personas que conforman el grupo sea más hábil que otro en determinadas acciones, uno será ordenado y tendrá siempre en su cabeza qué elementos hemos usado, otro será capaz de analizar una prueba más a fondo para encontrar ese resorte necesario para avanzar, otro distinguirá señales donde el resto sólo ve una pared, etc.. La coordinación y la organización son esenciales, no en vano muchas empresas no dudan en llevar a estos lugares a empleados y probar como trabajan en equipo.

El tiempo en X-Door parece acelerarse, síntoma de que andamos disfrutando abriendo puertas, examinando muebles y vociferando el éxito de haber descubierto para qué sirve este objeto o el otro. Y si tenemos la suerte de salir sin haber cumplido el tiempo la satisfacción en nuestras caras nos durará todo el día. Sin duda X-Door es uno de los ejercicios mentales más divertidos así que busca un equipo de aspirantes a detectives y disfruta del reto. ¿Lo conseguirás?

Más información en X-Door Madrid