Bueno, quizás hemos exagerado un poco con el título pero lo que si es cierto, es que el intento por crear uno de los sables láser dobles, pertenecientes a los “malos” de “Star Wars“, se ha llevado a cabo dando como resultado un artilugio que, sin tener la potencia de un sable láser auténtico, si que puede llegar a “tostar”.

Wicked Lasers han sido los creadores que han concebido el láser doble que provocó la llegada de una carta de “Lucasfilm” donde se recomendaba el cese de dicho artilugio.

El sable láser cuesta 600 $, así que para todo aquél que pueda pagarlo os dejamos con un vídeo de seguridad donde se explica el uso correcto de un sable láser doble.