¿Y si cogiéramos una foto actual de un famoso y la juntaremos con una de su pasado posando como si fueran dos personas distintas?. Pues bien, ese es el ejercicio que ha realizado el artista holandés Ard Gelinck con un resultado magistral. Pasen y vean..